A mi novia no le gusta la cumbia

A mi novia no le gusta la cumbia

A mi novia no le gusta la cumbia

25 de Julio del 2017 - 06:55
Redacción Multimedia

Todo iba bien, hasta que sonó la canción “Apostemos que me caso”, una de mis cumbias favoritas

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Sebastián (28 años, San Juan de Lurigancho). Doctora, me siento decepcionado de mi pareja, creo que debí conocerla más antes de iniciar una relación con ella. O tal vez estoy exagerando solo porque hemos encontrado una diferencia, a tres meses de iniciar nuestra relación. 

Empezaré contándole que conocí a Fabiola en una discoteca de Barranco, ella estaba con un grupo de amigas a quienes describo como “pitucas”, aún así me atreví a sacarla a bailar y así estuvimos por horas. Le pedí su número. Después de algunas salidas, decidimos iniciar una relación. 

Al inicio el problema era la distancia, pues ella vive en Chorrillos y yo en San Juan de Lurigancho y siempre he tenido que salir dos horas antes para verla por el tráfico, pero pasé ese inconveniente por alto. 

Para celebrar nuestros tres meses de relación estuve planificando invitarla a bailar a un bar donde ponen música variada. Todo iba bien, hasta que sonó la canción “Apostemos que me caso”, una de mis cumbias favoritas, entonces me acerqué a ella que estaba tomando su vaso de cerveza e hice un gesto para bailar, pero me hizo un mueca y me dijo “esa es música de pobres y cholos”. 

Al principio creí que me estaba bromeando, pero me di cuenta de que lo estaba diciendo en serio. Luego me dijo: “Ya me quiero ir, no me gusta este lugar”. 

Doctora, me he quedado frío y me ha herido con sus palabras. Mi familia es del norte y siempre he escuchado cumbia, he crecido con ese ritmo. Empezamos a discutir hasta que llegamos al taxi. Hace una semana que no hablamos. Ella me ha pedido disculpas, pero no le creo. Doctora, ¿qué hago?

OJO CONSEJO:

Si te sientes herido, y consideras que eso es suficiente para no continuar, ahí tienes tu respuesta. Ten en cuenta que a veces las personas dicen cosas sin querer.

(LEE TAMBIÉN) 

Casos del Corazón: Me enamoré de mi profesor