Casos del Corazón: Ella es todo para mí

Casos del Corazón: Ella es todo para mí

Casos del Corazón: Ella es todo para mí

14 de Octubre del 2016 - 08:38

Una tarde me atreví a confesarle mis sentimientos, porque sentí cómo mi corazón se salía del pecho cuando ella decidió invitarme a cenar en su casa.

Camilo (Jesús María, 29). Doctora, estoy en una encrucijada. Siempre me he considerado un joven centrado y muy profesional cuando se trata de mi trabajo, pero resulta que el amor me cogió desprevenido y ahora no sé qué hacer.

Hace tres semanas Martha, una madre de familia soltera, me contrató para darle clases de inglés personales a su pequeña hija. No pensé que habría algún problema con ello, debido a que he trabajado de esa manera en los últimos cinco años.

Sin embargo, he descubierto en esa mujer, mayor que yo por diez años, un alma humilde y muy dulce, que vela solo por el bienestar de su familia. Eso fue lo que me cautivó poco a poco de ella.

Su sonrisa me sedujo desde el primer momento que crucé por la puerta de su casa.

Una tarde me atreví a confesarle mis sentimientos, porque sentí cómo mi corazón se salía del pecho cuando ella decidió invitarme a cenar en su casa.

Luego de que enviara a su hija a terminar la tarea, nos quedamos conversando y se lo conté todo. El momento fue único. Si bien se asustó un poco al inicio por lo que todo esto significaba, me dijo que estaría encantada de tener una relación conmigo.

Desde entonces, salimos los fines de semana que podemos. Somos uno en la intimidad, tenemos una conexión fuera de este mundo, lo cual la hace un ser maravilloso.

He querido proponerle vivir juntos, pero temo alejarla o asustar a su hija con esta proposición. ¿Qué me aconseja?

OJO CONSEJO

Querido, te sugiero que tomes las cosas con más calma, debido a que hay criatura de por medio que podría salir afectada. Conversa con Martha. Suerte


blog comments powered by Disqus