Casos del Corazón: Me engañó para tener una casa

Casos del Corazón: Me engañó para tener una casa

Casos del Corazón: Me engañó para tener una casa

19 de Noviembre del 2016 - 07:58

oy una mujer mayor, divorciada y que, en busca de un nuevo amor, conoció a un hombre de 50 años, que a primera vista parecía todo un caballero

Por: Magaly Moro

Elizabeth (San Isidro, 48). Doctora, no puedo evitar sentirme un poco culpable por lo que le voy a contar, pero no encuentro otra forma de hallar consuelo. Soy una mujer mayor, divorciada y que, en busca de un nuevo amor, conoció a un hombre de 50 años, que a primera vista parecía todo un caballero.

He sufrido tantas desilusiones en mis relaciones pasadas, que procuré tomar esta con mucha calma. Tras varias semanas de salir juntos, me animé a que conozca un poco más a mi familia, sobre todo a mis hijos que se encuentran próximos a terminar el colegio.

La buena impresión fue tal que conversé con él para que considere mudarse a mi hogar e iniciar juntos una nueva etapa. Él aceptó.

Sin embargo, la figura amable que conocí de esta persona se fue perdiendo con el paso de los días. Su actitud cambió a un humor hostil y egoísta.

Pese a que quise interpretar que esta situación pudo estar relacionada al cambio de hogar, mis amigos optaron por ser más realistas. Uno de ellos me dijo que mi pareja me había mentido sobre su situación financiera. El hombre tenía deudas de las que nunca me habló y las cuales me enteré cuando un recibo de cuentas llegó hasta mi puerta.

Siento que he sido estafada por una persona que creí diferente. Pienso que solo me conquistó para tener un lugar donde comer y dormir. Ahora siento vergüenza de mí por ser tan ingenua a mis años y por lo que puedan pensar mis hijos si se enteran que este sujeto, al que creía un buen hombre y con quien podía formar una familia, solo me ha utilizado. No sé qué hacer.

OJO CONSEJO: 

Querida, procura mantener una honesta relación con tus hijos. Ellos comprenderán que uno comete errores. Analiza la situación y termina con ese sujeto.


blog comments powered by Disqus