Casos del Corazón: Mi peso me impedía amar

Casos del Corazón: Mi peso me impedía amar

Casos del Corazón: Mi peso me impedía amar

15 de Octubre del 2016 - 09:15

El tiempo pasó y mi baja autoestima y obsesión con la comida me llevó a pesar 120 kilos a mis 20 años...

Por: Magaly Moro

Claudia (35, Pueblo Libre). Doctora, desde pequeña me he caracterizado por ser de contextura gruesa debido a mi genética. Sin embargo, todo cambió cuando llegué a la pubertad y tener una figura esbelta era la nueva tendencia.

A partir de esa etapa, mi salud mental entró en un cuadro de crisis debido a las constantes burlas que recibía por parte de mis compañeros. El tiempo pasó y mi baja autoestima y obsesión con la comida me llevó a pesar 120 kilos a mis 20 años. Nada me importaba, me convertí en una mujer solitaria y ni qué pensar de encontrar el amor de un hombre.

Mi madre se preocupó mucho y me llevó a un especialista, el cual solo atinó a responder que debía visitar a un psicólogo.

Para mi mala suerte se trató de un chico simpático. Me intimidé ante su presencia y por primera vez me sentí un monstruo de grasa.

Él, lejos de espantarse de mí, me apoyó y en todas sus consultas me hacía sentir especial. Por ello decidí visitar a un nutriólogo y personal trainer, y me tracé la meta de bajar de peso para recuperar mi vida.

Pasaron algunos años y obtuve el resultado esperado. Finalmente sentía que podía amar y ser correspondida. Visité nuevamente a mi psicólogo, solo que esta vez con una nueva imagen. Se sorprendió y me felicitó afirmando que ya había superado los problemas de inseguridad y que ahora sí podía vivir tranquila.

Doctora, todo mi esfuerzo fue por él; sin embargo, no sé si me llegue a corresponder. Sé que ese trato cariñoso tuvo un fin profesional; no obstante, guardo una pequeña esperanza.

OJO CONSEJO: 

Sé directa con tus sentimientos. Si él no muestra signos de estar interesado en ti, no te deprimas, nadie cambia por alguien sino por sí mismo. 


blog comments powered by Disqus