Casos del Corazón: No creí ser adicta al cybersexo

Casos del Corazón: No creí ser adicta al cybersexo

Casos del Corazón: No creí ser adicta al cybersexo

11 de Octubre del 2016 - 13:45

A mi esposo lo ascendieron de puesto y con ello comenzó su constante descuido por nuestra relación.

Por: Magaly Moro

Karina (30, Los Olivos). Doctora, con un poco de pena le cuento mi caso. Desde que terminé la universidad me dediqué a trabajar y a mi pareja. Comenzamos a vivir juntos, cosa que creó en nuestra relación una responsabilidad nunca antes experimentada.

Me sentía muy contenta con él, no podía pedir nada más. Después de unos años juntos decidimos unir nuestra vidas ante la bendición de Dios. Fue una época maravillosa; sin embargo, no todo es como una novela ni de color de rosa. A mi esposo lo ascendieron de puesto y con ello comenzó su constante descuido por nuestra relación.

Cada vez teníamos menos sexo y, para colmo, mi esposo tuvo que hacer viajes semanales por trabajo.

Sentí que había perdido a mi compañero de vida. En una ocasión, cuando estaba en su computadora, descubrí que visitaba ciertas páginas para adultos, pero no solo las miraba, sino que también participaba en ellas. Después de investigar sobre el cybersexo, como así lo llaman, experimenté un sentimiento de humillación. Para averiguar un poco más de lo que hacía mi esposo, tomé mucha valentía y comencé a participar en ello. Al principio me sentía muy rara; sin embargo, con el pasar del tiempo, el placer se apoderó de mí y entrar a este tipo de sitios para tener una comunicación íntima con un desconocido se volvió una rutina.

Le cuento que hay un chico que dice llamarse Mauricio. Doctora, no le miento, él saca la fiera que llevo guardada, a veces solo me conecto para tener cybersexo con él. Creo que me he vuelto adicta a esta práctica. No obstante, me da mucho miedo ser descubierta por mi marido o algún conocido.


blog comments powered by Disqus