Casos del Corazón: No quiere darme la prueba del amor

Casos del Corazón: No quiere darme la prueba del amor

Casos del Corazón: No quiere darme la prueba del amor

01 de Octubre del 2016 - 10:09

Estuvimos juntos 4 años, 4 largos, bonitos y problemáticos años. En nuestro segundo aniversario decidí proponerle que nuestra relación diera un paso más...

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Erick (La Victoria, 35). Doctora, ella llegó a mi vida hace 5 años, cuando aún era una jovencita de 19. Apenas la vi, quedé sin aliento por su belleza y no me refiero a su físico, hablo de esa belleza que solo ella emanaba desde su interior. Compartimos una clase en el instituto y fue así como nos hicimos amigos. Al cabo de medio año, decidí revelarle mis sentimientos. Ella -no puedo escribir siquiera su nombre porque se siente como infinitos golpes a la vez- aceptó tímidamente ser mi enamorada.

Estuvimos juntos 4 años, 4 largos, bonitos y problemáticos años. En nuestro segundo aniversario decidí proponerle que nuestra relación diera un paso más. Compré un paquete de viaje a Cusco para pasar una velada romántica en un hotel. Cuando nos dispusimos a descansar en la misma habitación, su actitud cambió: se echó a llorar y, cuando quise abrazarla, me golpeó y salió corriendo. No entendí su reacción.

A la semana, después de llamarla muchas veces, pude contactarla y su explicación fue que no se sentía preparada. Traté de entenderla, pero no podía, porque nunca comprendí esa necesidad de golpearme. Definitivamente, las cosas no fueron igual, discutíamos mucho y cada que podía, aprovechaba la oportunidad para recriminarle la vez en que me agredió y su tonto miedo a tener relaciones sexuales conmigo. 

Hace seis meses, exactamente, no pude con toda la cólera y el resentimiento que llevaba por dentro y comencé a gritarle, a insultarla y hasta llegué a agredirla físicamente. Ella decidió alejarse de mí y ahora no sé dónde está. La he buscado tanto y no la puedo hallar, pero siento que debo encontrarla para pedirle perdón y decirle que la amo. 

He perdido mucho peso porque no me alimento bien. Visito al psicólogo para encontrar una solución a la depresión que ahora me aqueja, pero todo me demuestra que la única persona capaz de sacarme del profundo agujero en el que me encuentro es ella. Siento que nada de lo que hago tiene sentido.

OJO CONSEJO: 

Erick, no puedes obligar a tu pareja a dar ese paso importante. Puedes disculparte, pero eso no garantiza que vuelva contigo. Respeta su decisión. 


blog comments powered by Disqus