Casos del Corazón: Solo me quiere por mi dinero

Casos del Corazón: Solo me quiere por mi dinero

Casos del Corazón: Solo me quiere por mi dinero

28 de Agosto del 2016 - 08:39

Desde muy joven trabajé para dar alimento a mi familia... hasta que conocí a una simpática chica, que siempre que venía a comprar me contaba todos los problemas que atravesaba en su matrimonio.

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Samuel (38, Callao). Doctora, es un agrado comunicarme con usted. Mediante mi carta deseo expresarle mi triste pesar. Desde muy joven trabajé para dar alimento a mi familia, pues crecimos en un ambiente precario luego de que mi papá nos abandonó. Al ser el hermano mayor, la responsabilidad cayó sobre mí, eso hizo que no pudiera estudiar y solo me dediqué a llevar el pan de cada día a mi hogar. El ingenio siempre estuvo de mi lado en cuestión de ventas y poco a poco construí un gran negocio de carnes en el mercado cerca a mi casa.

En mi trabajo conocí a una simpática joven, que siempre que venía a comprar me contaba todos los problemas que atravesaba en su matrimonio. Le cuento que a veces nos quedábamos conversando hasta tarde en el mercado.

Al poco tiempo me enamoré perdidamente de ella, salíamos a escondidas, e incluso en varias ocasiones mi puesto en el mercado fue testigo de la consumación de nuestro amor. Sin embargo, doctora, ella no me daba ninguna señal de que quisiera separarse de su esposo. Le cuento que en más de una oportunidad le propuse hacerme cargo de ella y de su pequeño hijo con tal de tenerla a mi lado. Sin embargo, ella se negaba y me decía que tenía miedo.

Un día me acerqué a su casa a escondidas para verla, cuando escuché una conversación sin querer en la que ella le decía a una amiga que solo estaba conmigo por mi dinero, sentí que el corazón me sangraba. Quedé destruido y sin ganas de trabajar. ¿Qué debo hacer, porque aún siento algo especial por ella?

OJO CONSEJO:

Es difícil enfrentar la realidad, pero si ya la sabes, solo te queda asumir la situación. Habla con ella y termina de una buena vez esta relación que no te hace nada bien. 


blog comments powered by Disqus