Fui infiel en Halloween

Fui infiel en Halloween

Fui infiel en Halloween

03 de Noviembre del 2016 - 00:00

CASOS DEL CORAZÓN

Paola (Comas, 22). Doctora, estoy un poco desconcertada con lo que acabo de vivir este fin de semana.

Siempre he tenido sensibilidad en la parte baja de mi espalda, detalle que ha sido muy bien utilizado por mi enamorado cuando tenemos intimidad. Sin embargo, no creí que llegaría la ocasión en que este aspecto de mi cuerpo me jugaría una mala pasada.

El último fin de semana tuve una fiesta para celebrar Halloween en la casa de un amigo de la universidad. Al inicio, el encuentro parecía un poco aburrido, pero la música y el alcohol fueron claves para disfrutar de la noche.

Con el paso de la horas, me sentí cada vez más encendida y con ganas de tener sexo con mi novio, quien aún no llegaba al lugar. Fue entonces que un compañero, con quien había estado bailando por bastante tiempo, se me acercó para preguntarme si me encontraba bien. Todo estaba correcto hasta que me invitó a bailar, sus manos empezaron a rodearme la cintura y su rostro terminó cerca al mío... No pude evitar besarlo.

Sin darme cuenta, terminamos yendo a la habitación libre en la casa del anfitrión.

Cuando llegó mi enamorado preguntó por mí, creyendo que ya me había retirado de la fiesta.

Grande fue su sorpresa al verme salir del cuarto junto a mi amigo y en total estado de ebriedad.

Desde ese momento, no he podido verlo a la cara para conversar sobre lo ocurrido. Aunque le he escrito, tampoco me ha contestado los mensajes. No sé qué hacer.


blog comments powered by Disqus