Me comparan con Guerrero

Me comparan con Guerrero

Me comparan con Guerrero

02 de Mayo del 2017 - 07:55

Aunque tengo que reconocer que no esperaba que retome su vida sentimental tan pronto y encima con uno de mis compañeros de oficina

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Marco (38 años, San Juan de Lurigancho). Querida doctora, estoy muy angustiado y no tengo un verdadero amigo o amiga que pueda darme un consejo. Por eso le escribo para contarle que soy el hazmerreír de mi barrio y del trabajo. 

La culpa es de las redes sociales y es que mi caso se parece al de Paolo Guerrero, cuyo exnovia está con el actor Christian Meier. Mi compañero de trabajo está con mi exenamorada, con quien terminé hace dos meses. Lo irónico es que los tres trabajamos en el mismo edificio, por lo que muchas veces nos encontramos. 

Primero, tengo que decirle que fui yo quien terminó con Irene porque no soportaba sus celos. Aunque tengo que reconocer que no esperaba que retome su vida sentimental tan pronto y encima con uno de mis compañeros de oficina. Mis amigos del barrio se burlan de mí, porque yo tenía fotos con él jugando fútbol y una en la que nos abrazamos como grandes amigos. Y es por esa razón que ahora me apodan “Depredador”. 

La verdad es que cada vez que la encuentro en el elevador me hago el loco. Además, he optado por borrar todas las fotos de mis redes sociales que tengo con Irene y Jerry. Yo sé que puede ser inmaduro de mi parte. De hecho a ella no le importan esas cosas y aún las conserva. 

Es cierto que esta situación no es un gran drama, pero lo que sí odio es que me llamen “Depredador”, y todo porque mi ex está enamorada de otro. Esta situación me pone nervioso en mi trabajo y no sé hasta cuándo voy a estar así. Doctora, dígame qué puedo hacer, no puedo disimular que no me afecta ante los demás. No quiere sufrir más. Ayúdeme, por favor.

OJO CONSEJO:

Querido, tienes que aprender a no hacer caso al qué dirán. Si estás seguro de las decisiones que tomaste y eres feliz, voltea de una vez la página.

(LEE TAMBIÉN) Casos del Corazón: Él solo piensa en su trabajo