Mi esposa ya no disfruta del sexo

Mi esposa ya no disfruta del sexo

Mi esposa ya no disfruta del sexo

17 de Noviembre del 2016 - 08:29

Doctora, soy un hombre casado desde hace 8 años y cuando conocí a María sentí que era la mujer que quería para toda mi vida.

Por: Magaly moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Diego (Santa Anita, 33). Doctora, soy un hombre casado desde hace 8 años y cuando conocí a María sentí que era la mujer que quería para toda mi vida. La verdad es que hasta ahora la amo tanto como la primera vez, pero desde que mi esposa sufrió una extraña enfermedad, nuestra relación ha entrado en una crisis.

Hace tres años, María y yo intentamos ser padres ya que ella me lleva 4 años. Bueno, yo creí que lo mejor era comenzar un tratamiento para entender por qué no podía concebir. En el proceso nos confirmaron que ella tenía una enfermedad en la matriz y esa era la razón por la que no podía quedar embarazada.

Con tratamiento, todo salió muy bien y pudimos tener nuestro bebé. Pero a los 6 meses que dio a luz le dicen que esta extraña enfermedad inicial volvió a aparecer y era necesario que se someta a una operación.

Desde ese momento nuestra vida no es la misma, puesto que le tuvieron que extraer la matriz por motivos de seguridad para que el mal no la vuelva a atacar. Si bien ya habíamos cumplido el objetivo de tener un hijo, esa intervención acabó con nuestra vida sexual. Ahora ella no siente placer en la intimidad. Doctora, llevo 1 año y medio sin disfrutar del sexo como se debe debido a la apatía de María.

Considero que nuestro bebé es una responsabilidad que muchas veces no nos ha dejado relajarnos, pero en la actualidad mi esposa pone de pretexto al niño para no tener intimidad; ella no quiere admitir su falta de deseo sexual.

Ya no sé qué hacer, quisiera que ella me escuche y acceda a recibir ayuda de un profesional. Ayúdeme.

OJO CONSEJO:

No dudes en convencer a tu mujer que necesita apoyo profesional para superar los problemas que tienen en la intimidad. Habla con ella con paciencia. ¡Ánimo!

(LEE TAMBIÉN) Casos del Corazón: Yo quería hacer un amarre


blog comments powered by Disqus