No me deja salir a ningún lado

No me deja salir a ningún lado

No me deja salir a ningún lado

11 de Agosto del 2017 - 08:00

Tuve que dejar de salir con mis amigos de pichangas y cervezas compartidas, para freír huevos para mi mujer

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Jefferson (45, San Miguel). Doctora, antes de casarme tenía mayor libertad. Pero, ahora, tuve que dejar de salir con mis amigos de pichangas y cervezas compartidas, para freír huevos para mi mujer, quien se encuentra embarazada.

Sé que ella necesita ciertos cuidados por su estado, por lo que no me quejo. Pero pienso que no por eso deba dejar de lado mis actividades diarias. No estoy seguro de si la razón es su estado de gestación o es que se ha vuelto más demandante y me está engañando.

Cuando fuimos amigos, y luego enamorados, me mostró un pensamiento único y fascinante que jamás había escuchado en otras mujeres. Su idea de independencia y amor por uno mismo me encantó. A pesar de ser un poco más adulta que yo, no me influencié por su edad, sino porque era intelectual y perfecta. Después de un tiempo nos casamos y ahora esperamos a nuestro primogénito.

Todo iba bien, pero ahora cada día me siento más desilusionado de ella. Ahora no quiere que salga a jugar. Me controla los horarios de oficina, y lo peor es que destina mis ratos libres para hacerle recados y todo tipo de cosas. Entiendo que necesite ayuda y que su estado es delicado, pero creo que no es para tanto, ya que recién tiene tres meses y se puede mover libremente.

Trabaja desde casa y no tiene problemas con el tráfico. Además le contraté una enfermera y ama de casa para que la ayuden, pero ni con eso me deja en paz.

Se cree mi madre y pienso que, si no le hago caso, ella pueda perder a mi hijo por mi culpa, pero no la aguantó más. ¿Qué hago doctora?

OJO CON ESTO:

Querida, no dejarás de pensar en él de la noche a la mañana. Todo tiene su tiempo y estás en la etapa de duelo. De otro lado, si estás segura de tus metas, debes ir por ellas.

LEE TAMBIÉN: Lo amo, pero no está a mi nivel