Casos del Corazón: No quiero que me deje

Casos del Corazón: No quiero  que me deje

Casos del Corazón: No quiero que me deje

04 de Octubre del 2016 - 09:36

Opté por tomar testosterona y me di cuenta de que las mujeres también me atraían. En un arranque de cólera me dijo que parecía un hombre y que estaba dispuesto a divorciarse.

Magaly (San Martín de Porres, 32). Doctora, conocí a Juan cuando tenía 26 años y desde el primer momento me propuse convertirlo en el hombre de mi vida. Luego de tantos años de feliz noviazgo decidimos casarnos. Yo siempre me mantuve firme a ser virgen hasta el matrimonio para que podamos recibir la bendición de Dios, algo que él respetó.

Cuando nos unimos en matrimonio todo cambió, sabía que era momento de mantener relaciones sexuales con mi esposo. Felizmente fue una magnífica experiencia, el único problema es que tiene una libido muy grande y jamás está satisfecho. Por mi parte decidí probar con algo que me ayude a tener más deseo sexual y opté por tomar testosterona.

Con el pasar de los días empecé a tener algunos cambios, como el surgimiento de abundante vellosidad en las piernas y el cambio de mi voz. Sin embargo, en la cama iba muy bien con Juan. Ocultar todos los síntomas a veces se me hacía difícil, hasta que me di cuenta de que las mujeres también me atraían. 

En ese punto, yo ya sabía que algo estaba mal y que debía solucionarlo, entonces acudí al médico. Luego de someterme a algunos exámenes, el especialista me comentó que no podía tomar esas pastillas, ya que cambiaban todo mi metabolismo. Al final le tuve que confesar a Juan lo que había hecho. En un arranque de cólera me dijo que parecía un hombre y que estaba dispuesto a divorciarse de mí. Me quedé sorprendida, pues pensé que me apoyaría, sobre todo porque hice una locura por él. Ayúdeme, doctora.

OJO CONSEJO

Lo siento mucho por ti, pero es una muestra de que no debes automedicarte. Ahora solo recupera tu salud y procura arreglar las cosas con él.


blog comments powered by Disqus