Por buscar fama se aleja de mí

Por buscar fama se aleja de mí

Por buscar fama se aleja de mí

22 de Diciembre del 2016 - 08:21

Lo conocí en un famoso semillero de futbolistas, donde fui a visitar a un amigo que practica en dicho local

Por: Magaly moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Pierina (Los Olivos, 23). Doctora, puse los ojos en la persona menos indicada. Cuando al fin la fama le sonrió, Cristhian, mi enamorado y aspirante a estrella del fútbol, no tuvo el menor reparo en dejarme de lado. Lo conocí en un famoso semillero de futbolistas, donde fui a visitar a un amigo que practica en dicho local. Yo estaba muerta del aburrimiento cuando lo vi en pleno calentamiento. Doctora, nunca había visto a un chico tan guapo y, la verdad, yo también le atraje en ese instante. Nuestras miradas se cruzaron y fue un flechazo.

En medio del entrenamiento, él metió un gol, miró a la tarima y me señaló. ¡Tiene que verlo, doctorcita! ¡Es guapísimo! En fin, acabó su presentación y, sin rodeos, fue directo a conversar conmigo. Su seguridad solo hizo que aumentara mi interés por él. Con solo dos meses de salidas, Cristhian me pidió que sea su enamorada y obviamente acepté. En los cinco meses de relación, él fue un chico muy cariñoso y atento. Siempre me contaba de sus sueños de destacar en un equipo de las ligas mayores. En resumen, quiere ser famoso. Un día sus plegarias fueron escuchadas y desde entonces no tengo paz. Tras un partido, ambos conversábamos tranquilamente cuando de pronto un cazador de talentos se sentó a su lado y le pidió hablar a solas con él. Ese hombre le dijo que, por su gran talento, sería el próximo Paolo Guerrero. Ese sujeto ha cambiado todo en él: su ropa, amigos y, desde hace poco, a mí. Este señor le aconsejó mantenerse soltero para formarse una “buena” imagen ante la prensa. Quiero recuperarlo, doctora.

OJO CONSEJO:

Pierina, intenta hablar con tu pareja para que entre en razón. Si no desiste de esas ideas, lo preferible es dar un paso al costado, porque entonces no es para ti.

(LEE TAMBIÉN) Casos del Corazón: Mi ex me envía fotos atrevidas