Salí adelante sin mi esposo

Salí adelante sin mi esposo

Salí adelante sin mi esposo

08 de Marzo del 2017 - 08:06

Cuando vine a trabajar a Lima como empleada del hogar, conocí a mi esposo. Bueno, ahora mi exesposo...

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Elena (40 años, San Juan de Lurigancho). Doctora, soy de una pequeña ciudad de la región Lambayeque. Mi familia era muy pobre y mi padre tenía unos pensamientos anticuados. Él no dejaba que sus hijas mujeres estudiaran secundaria porque creía que nosotras nos íbamos a casar pronto y estudiar sería un gasto innecesario para su bolsillo. Solo mis hermanos, algunos a duras penas, llegaron a terminar el colegio.

Cuando vine a trabajar a Lima como empleada del hogar, conocí a mi esposo. Bueno, ahora mi exesposo. Tuvimos dos hijos y ellos fueron una motivación para seguir con mis sueños.

Siempre me gustaron las matemáticas, y la verdad es que era buena con los números. Así que me matriculé en un colegio nocturno. Mi esposo no quería que hiciera eso. Él decía, igual que mi padre, que era un desperdicio de tiempo y dinero. Pero no le hice caso y poco a poco fui avanzando. Años después, cuando le anuncié que me prepararía para ingresar a la universidad, el hombre puso el grito en el cielo y amenazó con dejarme.

Aunque tuve miedo, le dije que no me importaba si lo hacía. Cumplió su amenaza y se fue de la casa. Yo seguí estudiando y trabajando. Fue muy duro, pero con muchísimo esfuerzo logré graduarme como contadora y hoy tengo mi propia empresa.

Doctora, yo sé que no le escribo para recibir un consejo de amor, pero quería contarle mi historia para que otras mujeres sepan que todo es posible, aunque los hombres nos digan mil veces lo contrario.

OJO CONSEJO:

Gracias por la historia tan inspiradora, querida Elena. Tu caso es una clara muestra de todo lo que podemos lograr y también de lo mucho que hay que hacer por la igualdad.

(LEE TAMBIÉN) Casos del Corazón: Ella no quiere tener hijos