Su equipo pierde y no tenemos sexo

Su equipo pierde y no tenemos sexo

Su equipo pierde y no tenemos sexo

24 de Febrero del 2017 - 08:13

Doctora, le escribo porque estoy muy preocupada por mi pareja. Lo conocí hace muchos años, él es amigo de mi hermano

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Nelly (Los Olivos, 33 años). Doctora, le escribo porque estoy muy preocupada por mi pareja. Lo conocí hace muchos años, él es amigo de mi hermano. Aparte de ir juntos al colegio y ser conocidos del barrio, ambos compartían su afición por el fútbol y por el mismo equipo: Alianza Lima. Es tan hincha que incluso, como parte de nuestras salidas cuando me cortejaba, varias veces me han llevado al estadio para que los acompañe a alentar, algo que no me molestaba.

Los años pasaron y de repente empezamos a conversar más, a conocernos hasta enamorarnos. Nosotros convivimos desde hace 5 años, con las dificultades que toda pareja tiene, pero, en general, las cosas iban muy bien en nuestra relación; tan es así que incluso pensábamos tener un bebé a fines de este año. Lamentablemente, todo ha cambiado desde hace unos meses.

Víctor ya no es el mismo de antes desde que su equipo no campeona, y eso está afectando el bienestar de mi familia. La última vez que Alianza perdió el campeonato nacional, una vez más, se puso totalmente iracundo y rompió en llanto. Y por más que estuve muy cariñosa, ni apetito sexual tenía. Sus amigos le dicen esa frase “ya se viene el quino” y se pone más triste. Ya le he dicho que eso no es normal, que debe ir a un psicólogo, pero no me hace caso. También le dije a mi hermano que hable con él, pero me dice que así de fuerte es el sentimiento por Alianza. A mi me parece exagerado, y si esto no se soluciona, creo que lo voy a dejar. Reconozco que lo quiero mucho, pero estoy desesperada. ¿Qué debo hacer, doctorcita?

OJO CONSEJO:

El fanatismo extremo es un problema que necesita ayuda de un especialista. Tal vez si lo acompañas para que vea a un psicólogo sea más fácil de convencer.

(LEE TAMBIÉN) Casos del Corazón: Me fue infiel y lo abandoné