Cárceles en el Perú: las cifras más alarmantes de los centros penitenciarios

Cárceles en el Perú: las cifras más alarmantes de los centros penitenciarios

Cárceles en el Perú: las cifras más alarmantes de los centros penitenciarios

11 de Enero del 2017 - 08:35
Grecia Llanos

La población penitenciaria del país es de 81 mil 599 reos. Seguridad y salud en emergencia por hacinamiento de reclusos. MIRA LA INFOGRAFÍA COMPLETA AQUÍ

El sistema nacional penitenciario viene atravesando, en la última década, una grave crisis, debido al hacinamiento de los internos, la falta de mantenimiento de las cárceles y la carencia de recursos. Esta situación ha provocado un impacto negativo en la salud de los reos y la seguridad penal.

Respecto al primer aspecto, el presidente del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe), Carlos Vásquez Ganoza, reveló a OJO que de los 81 mil 599 reos, quienes conforman la población penitenciaria del país, alrededor de 14 mil 66 sufren algún tipo de enfermedad (ver infografía).

No obstante, solo en 20 de los 69 penales que existen en el país hay tópicos certificados por el Ministerio de Salud (Minsa) y son de nivel básico. “Esto es una problema de salud pública, porque además de propagarse estas enfermedades entre internos, el personal penitenciario y las visitas corren el mismo riesgo”, explicó.

MIRA LA INFOGRAFÍA SOBRE EL TEMA:

En camino. Para empezar a solucionar esta problemática, el gobierno declaró en emergencia el sistema penitenciario, a través del Decreto Legislativo 1325, que en su capítulo II establece medidas para mejorar las condiciones de salud.

“Ahora, intervendrá el Ministerio de Salud para dar atención a quienes padecen tuberculosis (TBC), VIH-Sida y enfermedades de salud mental, priorizando a las poblaciones vulnerables como son adultos mayores, personas con discapacidad y madres gestantes”, refirió el funcionario.

Además, según la norma, se desarrollarán programas para prevenir y salvaguardar la salud de los internos, así como acciones de detección y tratamiento orientados a disminuir la incidencia de estos males.

“Vamos a implementar los tópicos en las cárceles y se habilitarán ambientes especiales para las personas privadas de la libertad con males infectocontagiosos o en fase terminal”, detalló.

El personal del Inpe, que labora 24 horas al día con los internos, también será sometido a una evaluación médica anual, debido a que ya se han reportado casos de contagios de TBC.

Deficiente. El panorama es aún más álgido, de acuerdo a Vásquez, en la seguridad, pues en la última década los 69 penales del país no han recibido mantenimiento. Además, carecen de logística y tecnología.

En un última inspección realizada, el Inpe determinó que uno de los dos body scan (escáner corporal), utilizados para rastrear objetos prohibidos en los visitantes, estaban malogrados. En la misma condición encontraron 30 de los 54 arcos que cumplen similar función de detección.

Asimismo, hay inoperativos siete escáneres de paquetes pequeños que ingresan al penal y siete con los que se inspeccionan paquetes de mayor volumen.

Al respecto, el jefe del Inpe señaló que la declaratoria de emergencia permitirá simplificar los procesos de adquisición de nuevos dispositivos. “La norma ayuda a que trámites que antes tardaban dos meses, demoren ahora 20 días, sin saltarnos ningún procedimiento o esto signifique corrupción”, señaló.

Cambios. Mientras esto sucede, se regulará el ingreso y el tiempo de permanencia de quienes visitan a los internos, así como los bienes que llevan consigo. “Se reducirán los días de visita en las cárceles más álgidas, como ya se hizo en el norte, porque no podemos realizar un buen control en estas condiciones”, comentó Vásquez.

Consideró que es necesario ejecutar esta medida a mediano plazo, pues, por ejemplo, en el penal de Lurigancho la visita está permitida tres veces por semana y a diario se reciben cinco mil visitantes.

“En el mejor de los casos, en la puerta hay 40 personas controlándolos sin herramientas ni tecnología y deben hacerlo en un lapso de tres horas. Esto provoca que haya negligencia y se permita pasar objetos prohibidos”, explicó.

Por otro lado, se adecuarán y construirán ambientes para albergar sistemas tecnológicos en los establecimientos penitenciarios y se implementarán estructuras de seguridad, muros perimétricos y mallas, entre otros.

También se pretende poner en marcha un sistema de control electrónico en el ingreso y salida de personas y bienes, complementado con sistemas de videovigilancia. “Adicionalmente, se hará operativos conjuntos con la Policía y promoverá la inteligencia penitenciaria en la lucha contra la delincuencia”, puntualizó Vásquez.

OJO CON ESTO:

CLAE inicia devolución de dinero a exaportistas y ¡sepa cómo cobrar!

Cuatro datos importantes sobre las familias tóxicas

¿Sabías que puedes disfrutar del cine peruano GRATIS? Esta es la propuesta del Ministerio de Cultura

HAY MÁS...