Punta Hermosa: sobrevivió junto a su esposo pero esto fue lo que le dijo antes de ser arrastrada

Punta Hermosa: sobrevivió junto a su esposo pero esto fue lo que le dijo antes de ser arrastrada

Punta Hermosa: sobrevivió junto a su esposo pero esto fue lo que le dijo antes de ser arrastrada

17 de Marzo del 2017 - 13:42
Cristhian Zamudio

Evangelina Chamorro Díaz vivió de milagro, pero conoce lo que exactamente ocurrió durante el huaico

“He vuelto a nacer”, dijo Evangelina Chamorro Díaz (32) solo 24 horas después de sobrevivir al huaico que cayó la tarde del miércoles en Punta Hermosa.

La mujer, que se ha convertido en un símbolo de resistencia ante las tragedias que asolan al país, fue llevada al Hospital María Auxliadora, en San Juan de Miraflores, tras ser rescatada por los vecinos del lodo que dejó a su paso el huaico. El director de ese nosocomio dijo que ella se encuentra estable y que solo sufrió contusiones. “Ella me ha dicho que ha vuelto a nacer, es una mujer muy valiente”, dijo el galeno.

MILAGRO. 

“Cholo, no puedo”, decía Evangelina con la voz jadeante, mientras su esposo hacía lo imposible por no soltar una de sus manos. El huaico la había sorprendido cuando hacía limpieza en su criadero de Punta Hermosa.

“Escuchamos un sonido y mi esposa salió a asomarse afuera. En ese momento, vio que el huaico llegaba”, recordó Armando Rivera Martínez (48), fiel compañero de Evangelina.

Evangelina llamó a gritos a su esposo y este salió para ponerse a buen recaudo junto con ella. Sin embargo, pronto estuvieron en medio del lodo. Al ver eso, empezaron a correr y se treparon a un palo grueso, según don Armando. “El palo no resistió porque el huaico vino con fuerza”, contó el señor entre lágrimas.

La inclemencia de la naturaleza arrastró con ambos por varios metros. A lo lejos, Armando Rivera le pedía a su esposa que siga luchando. “Le dije: ¡hay que nadar!, ¡hay que luchar!”. Pero la pareja apenas podía nadar. La madera acumulada y el fango se lo impedían.

Tanto él como su esposa voltearon a todos lados en busca de ayuda, pero lo único que vieron fue su ganado (cinco vacas, tres cerdos y dos becerros).

Una corriente del huaico arrastró a Rivera a la orilla y pudo ser ayudado por dos jóvenes que se encontraban por allí. Sin embargo, su esposa, tal como lo muestra un video que circula por las redes sociales, fue arrastrada por el lodo y emergió de entre los escombros y se puso en pie como pudo. Luego, caminó unos pasos y llegó tambaleante hasta el cauce.