A más burocracia, más corrupción

A más burocracia, más corrupción

A más burocracia, más corrupción

06 de Septiembre del 2015 - 15:29
Víctor Ramírez

Lea la columna de nuestro director, don Víctor Ramírez Canales.

Si el Perú no se moderniza en los próximos cinco años años, será uno de los países más inseguros y corruptos. Por lo que se ve hasta ahora, los gobernantes y las instituciones no asimilan el cambio y se mantiene un sistema de gobierno obsoleto con una burocracia que lo hace ineficaz y corrupto. Hasta los delincuentes se ponen al día con la modernidad, pero nuestra justicia, educación, la policía y la administración pública en general siguen en la época de la carreta. Se toman decisiones demagógicas, se dan leyes por las puras, los gobernantes terminan presos o enjuiciados y la administración de justicia es lenta. La educación en los colegios y las universidades es antipedagógica. Los jóvenes y técnicos tienen que irse al extranjero para ser buenos profesionales. Todo es tan incierto e inseguro que el pueblo ha decidido hacerse justicia con el “chapa tu choro”, lo cual es peligroso porque se puede desatar una ola de violencia. Una arma de doble filo y el remedio sería peor que la enfermedad.

Lima y ciudades como Ica y Tumbes se han convertido en temibles por los asaltos y crímenes que a diario ocurren . Solo Lima registra cerca de 300 asaltos al día, sin contar los que no son denunciados. Los alcaldes dicen que faltan policías y el gobierno responde que no hay más presupuesto. Hay comisarías que no tienen ni teléfono y menos internet. Increíble. En plena era del ciberespacio y el satélite, los policías no cuentan con ese servicio y los que lo tienen es porque gastan su plata para comunicarse por celular o wasap. Lo primero que tiene que hacer el ministerio del interior es tender una red de comunicaciones con todas las comisarías a nivel nacional´, con un banco de datos donde se registren los nombres de ciudadanos con todos sus antecedentes judiciales y policiales. Que nadie se burle de la policía, de la justicia y quien tenga que ir a la cárcel que se le aplique la ley.

Se han descubierto redes criminales y mafiosas que se han apoderado de cientos de millones y propiedades públicas y privadas. La red de Orellana ha barrido con más de mil millones de soles y muchos de los agraviados ahora tienen que luchar judicialmente para recuperar sus bienes. Quién se responsabiliza por los daños y perjuicios causados por los mafiosos, en complicidad con malos policías, jueces y fiscales. Lo mismo sucede con Martín Belaunde Lossio que hizo su festín en las regiones con el supuesto apoyo de Ollanta y Nadine. Igual sucedió con César Álvarez, en la región Ancash y con el prófugo Gerardo Viñas, en Tumbes.

Tiene que ser objetivo del próximo gobierno modernizar al estado. De lo contrario nos quedaremos rezagados en la miseria y el subdesarrollo. A más burocracia, más corrupción. Se necesita equipar urgente a la policía para dar seguridad, hospitales para atender la salud del pueblo y colegios para educar con modernos métodos de enseñanza, aprovechando el uso del internet. Sería desastroso que el nuevo gobierno no tenga entre sus planes garantizar la modernidad para combatir la corrupción y asegurar las inversiones, el desarrollo, la educación, la salud y la seguridad ciudadana.

blog comments powered by Disqus