​EQUILIBRIO DE PODERES

​EQUILIBRIO DE PODERES

​EQUILIBRIO DE PODERES

19 de Diciembre del 2016 - 07:30

En toda democracia es imprescindible el equilibrio de poderes porque de lo contrario se caería en el autoritarismo, lo que el fujimorismo tiene que tratar de evitar frente al débil gobierno de PPK

En toda democracia es imprescindible el equilibrio de poderes porque de lo contrario se caería en el autoritarismo, lo que el fujimorismo tiene que tratar de evitar frente al débil gobierno de PPK. Si bien es cierto que la mayoría fujimorista es aplastante en el Congreso, también es cierto que el gobierno no tiene que hacerse la víctima cuando alguno de sus integrantes es cuestionado por sospechosos actos de corrupción o malos manejos de sus funcionarios. No hay que dejarse engañar por las apariencias y menos ser ingenuo frente a los políticos.

Un ministro no hace a un gobierno y este no tiene por qué hacer cuestión de estado por un ministro. Hay que guardar las formas para evitar el ruido político que solo busca enfrentamientos. Cuidado con los movedizos dirigentes de izquierda o grupos radicales que están al acecho de las patinadas del gobierno o la soberbia del fujimorismo para sacar provecho del caos, la inestabilidad, la ingobernabilidad y la inseguridad.

Hace bien el cardenal Juan Luis Cipriani de haberse ofrecido como mediador para juntar al presidente Pedro Pablo Kuczynski con la lideresa de la oposición Keiko Fujimori. Tienen que tender puentes y buscar puntos de entendimiento. Coincidencias para que el gobierno se fortalezca y no se siga debilitando. PPK no tiene peso en el Congreso porque solo cuenta con 17 congresistas que no todos siguen sus lineamientos. Lo peor es que algunos se disparan por su lado y el mismo presidente se queja porque no le hacen caso. De hecho que le falta fuerza y liderazgo.

Lo contrario sucede con Keiko. El fujimorismo cuenta con una aplastante mayoría de 72 congresistas que hasta ahora están demostrando cohesión y en la censura al ministro Jaime Saavedra votaron en bloque. Equivocadamente los ppkausas se retiraron siguiendo la consigna y cayendo en el juego del izquierdista Frente Amplio que no le interesa el gobierno sino seguir cosechando votos para el 2021. No basta imponerse a la fuerza sino que siempre impere la fuerza de la razón, la concertación y la justicia.

Cuidado Keiko y PPK que si siguen así le están poniendo en bandeja la elección a un improvisado para el 2021. Hasta Nadine Heredia está haciéndose la víctima y aprovechando de todo este desconcierto para ganarse un espacio que la lance hacia la presidencia de la república. Así que no les queda más que sentarse a conversar y ver cómo inician el año nuevo con mejores brillos en busca de la gobernabilidad que garantice la estabilidad, la seguridad y la inversión en el país.

Basta de bravatas y odios políticos. Gobierno y oposición tienen que concertar para lograr acuerdos que nos lleven hacia el desarrollo y logros de proyectos como los mineros que hace años siguen esperando una solución y que por demagogia no se alcanza su realización. Ojalá que con la nueva Ministra de educación, Marilú Martens, se llegue a un acuerdo para confirmar que Lima sea la sede de los Juegos Panamericanos el 2019, cuyas obras tienen que comenzar ya porque se corre el riesgo de que el tiempo no alcance y el Perú haga un papelón a nivel mundial.

blog comments powered by Disqus