Los ganadores y los incompetentes

Los ganadores y los incompetentes

Los ganadores y los incompetentes | Fotografía: Eric Villalobos

02 de Agosto del 2015 - 18:32
Víctor Ramírez

Lea la columna de nuestro director, don Víctor Ramírez Canales.

Muchos de nuestros compatriotas se están preguntando hasta ahora cuántos de los políticos peruanos estarían en condiciones de ganarse una medalla de oro como lo han hecho los medallistas consagrados en los juegos Panamericanos de Toronto, en Canadá. Estamos seguros que ningún político ganaría ni siquiera una mención honrosa y algunos tampoco pasarían el antidoping porque como dice el papá de Ollanta Humala el "poder los emborracha" y cometen tales torpezas o desatinos que los convierten en incompetentes, merecedores de pifias y pitos. Sin duda, que para llegar a tan alto honor de conquistar una medalla, se requiere de una alta preparación y mucha sencillez que los políticos no las tienen para nada.

El pueblo ya se ha dado cuenta que a lo único que aspiran los candidatos en las elecciones es llegar al poder para aprovecharse de las gollerías y "coimisiones" que ofrecen los mafiosos que quieren ganar una licitación como ha quedado demostrado con las grandes coimas que han pagado las empresas brasileñas para hacer obras en el Perú. Todo hace suponer que funcionarios de los últimos gobiernos han recibido sus tajadas a cambio de amañar licitaciones. Esto nos confirma que los políticos peruanos son campeones cuando de recibir billete se trata y por eso que dicen que la plata llega sola. O lo que públicamente se escuchó decir en la última campaña electoral de aquel candidato que pedía el voto del pueblo a cambio de robar menos o "robo pero hago obra".

No hay nada que hacer que los políticos están lejos de ganar una medalla por su vocación de servicio al pueblo. Casi todos son unos incapaces y se rodean de corruptos y mafiosos que algo tienen que dejar para el "jefe". De otra forma no se explica que Alberto Fujimori haya tenido cerca a Vladimiro Montesinos, así como Orellana, Chinguel, Martín Belaunde o los "ecoteva" hayan estado en su salsa en los gobiernos de Alan García, Ollanta o Alejandro Toledo. De allí que ahora hay muchas sospechas e investigaciones para dar con los verdaderos responsables de tanta corrupción, argollas y compadrazgos.

En buena hora que los atletas peruanos han dado en los juegos Panamericanos una lección de amor por el Perú, esfuerzo y pundonor para defender los colores rojo y blanco, si pedir nada a cambio, como Gladys Tejeda, una humilde y sencilla atleta de Junín o la huancaina Inés Melchor, quien no le importó estar lesionada con tal de dejar en alto el nombre de su patria. Esos son sacrificios dignos de admiración y apoyo popular. Ojalá que los políticos aprendan esa lección y se pongan a trabajar por la grandeza del país, sin robar y dando más seguridad a la población, desde donde con toda seguridad seguiremos cosechando más medallas a pesar del insignificante apoyo estatal. Los políticos incompetentes solo están para la foto.