Mente sana en cuerpo sano

Mente sana en cuerpo sano

Mente sana en cuerpo sano

30 de Junio del 2015 - 12:46
Víctor Ramírez

Lea la colmuna de nuestro director, don Víctor Ramírez Canales.

Nadie se preocupa por la salud mental de los peruanos. Todos sabemos que no hay nada mejor que formar una “mente sana en cuerpo sano”. La salud física y mental es clave para forjar en niños y jóvenes una mentalidad con actitud positiva. Para eso, una de las recetas es fomentar el deporte. Hay que aprovechar la experiencia de quienes ya se sienten logrados y juntarlos con los jóvenes que están sedientos de tener una oportunidad para alcanzar el éxito de sus ídolos.

Así lo estamos viendo en la actual selección de fútbol que al fin han llevado al Perú a ser protagonista en el fútbol sudamericano. Se ha visto cómo sudan la camiseta Paolo, Vargas, Farfán, Pizarro y Lobatón junto con Gallese, Cueva, Ascues, Advíncula, Ballón, Sánchez, Yotún, Retamoso, entre otros que no han defraudado a la afición. Todos quieren ser unos “guerreros”. A las claras se ve que tienen hambre de triunfo, de hacer goles, de ser ganadores.

Los gobernadores regionales, los alcaldes, los congresistas y los políticos que tanto se pelean acusándose de corruptos cuando dentro de sus mismas filas los hay, tienen que preocuparse por el futuro del país que son los niños y los jóvenes. Pero a ellos hay que alimentarlos bien y darles una buena educación integral con mentalidad deportiva y actitud para el éxito y la eficiencia. 

El joven tiene que progresar y no retroceder como sucede en nuestros barrios populares donde los chicos se pierden en las drogas, el pandillaje y la delincuencia. Claro, no hay un buen ejemplo de los políticos, la mayoría de ellos implicados en escándalos y corrupción. A tal punto que se ha llegado a pensar que quien llega al poder “no importa que robe, pero que haga obra”. Y el pueblo elige a sus representantes para que trabajen en beneficio de los electores y no para que se vuelvan ladrones manejando las arcas del estado.

Lima tiene por delante un reto ante el mundo que es organizar los Juegos Panamericanos para el año 2019, que son algo así como las olimpiadas en nuestro continente. Vienen cerca de 10 mil atletas. Ya se tiene que estar trabajando en proyectos para construir una villa panamericana y alojar a los deportistas con todas las medidas de seguridad. 

Además, de hoteles para los miles de turistas, complejos deportivos, más canchas, más piscinas olímpicas como la del Campo de Marte, nuevas pistas y vigilancia especial para evitar asaltos, estafas y accidentes que nos hagan ver ante el mundo como un país de incapaces y subdesarrollados. El alcalde de Lima y el gobierno central tienen que trabajar de la mano para sacar adelante tan magno evento deportivo. Para eso tienen que olvidarse de pelear y buscar a los peruanos más capaces que hagan quedar en alto el nombre de Lima. No hay que olvidar que la que organiza este evento es la ciudad, como en unos días lo estará haciendo Toronto, en Canadá. Los juegos se organizan cada cuatro años tras un sorteo que Lima lo ganó durante la gestión de Susana Villarán.

Pero todo no queda solo en organizar los juegos panamericanos. El Perú tiene que presentar un equipo competitivo, no en solo en fútbol sino en casi todas las disciplinas deportivas como el vóley, básquet, box, judo, lucha libre, atletismo, remo, gimnasia, béisbol, etc. Para ello ya se tiene que ir preparando a los nuevos valores que nos representarán en esa fiesta deportiva. Todos los estamentos del estado tienen que concentrarse en esta tarea que le dará realce al Perú. Se tienen cuatro años para seleccionar a los mejores peruanos que defenderán la camiseta nacional en los Panamericanos del 2019. Todo un reto para el alcalde Luis Castañeda y los nuevos gobernantes que serán elegidos el próximo año. Ojalá se pongan a trabajar por la grandeza del Perú, dando trabajo, seguridad y formando deportistas ganadores y con raza como lo fueron los grandes del imperio incaico.