S​EGURIDAD Y JUSTICIA CON BUENOS JUECES Y POLICÍAS

S​EGURIDAD Y JUSTICIA CON BUENOS JUECES Y POLICÍAS

S​EGURIDAD Y JUSTICIA CON BUENOS JUECES Y POLICÍAS

27 de Noviembre del 2016 - 07:11

La política en el Perú se presta para la corrupción y el juego sucio. Desde allí se produce el mal ejemplo para que todo sea una desgracia comenzando por el Ministerio del Interior y el poder judicial.

La política en el Perú se presta para la corrupción y el juego sucio. Desde allí se produce el mal ejemplo para que todo sea una desgracia comenzando por el Ministerio del Interior y el poder judicial. Lamentablemente los jueces y policías, quienes deben ser los más correctos posibles, están expuestos al manoseo del poder o el gobierno de turno. Lo más indignante es que son los mismos gobernantes los que desprestigian a quienes deberían dar seguridad e impartir justicia sin manipulación o extrañas influencias bajo la mesa.

Lo que ha sucedido con el caso Nadine es para jalarse los pelos . Lo peor es que los poderes ejecutivo, legislativo y judicial se unieron en un concierto de "voluntades" para poner en bandeja la salida de quien tiene que ser investigada por lavado de activos, al igual que el expresidente Humala, familia y malos amigos que, según el fiscal Germán Juárez Atoche integrarían una presunta red criminal para delinquir. Pero si tiene esa pista, ¿por qué dejó que Nadine Heredia salga del Perú?. Ahora la tiene fácil porque para no regresar se va a victimizar con el cuento que es una “perseguida política”

Todo este mal gobierno nos ha dejado una grave secuela de corrupción e inseguridad que el día de ayer tuvo su corolario con el asesinato del fiscal superior y expresidente de la junta de fiscales de la región San Martín, Fermín Caro Rodríguez, acribillado por dos sicarios en la puerta de su casa. Ahora las bandas asesinas ya están atentando contra los más altos magistrados del poder judicial, una de las entidades, según las últimas encuestas, más desprestigiadas del país, por estar implicada en la red de corrupción que azota el país.

De todas formas, los últimos gobiernos han intentado moralizar con purgas o aumentos de sueldo a jueces y policías, pero nada los ha hecho cambiar. Al contrario, algunos se han vuelto más corruptos, se asignan carros lujosos y los más malos se “amarran” con grupos mafiosos o bandas criminales que tienen en zozobra a la sociedad. Esto ha hecho que el pueblo dé la espalda a quienes tienen la sagrada misión de administrar justicia.

Hay muchas cosas turbias que el gobierno de PPK tiene que despejar con el apoyo de la oposición liderada por Keiko. Ante el asesinato del fiscal superior de San Martín, ya es hora que se Kuczynski y la hija de Fujimori se reúnan para tomar acciones inmediatas que ayuden a frenar la ola de violencia, asaltos a bancos y crímenes, para lo cual desde el gobierno se tiene que actuar con mano firme antes que hayan más muertes y atentados como el de fiscal superiorFermín Caro. Keiko tiene que dejar de lado los odios y resentimientos por la derrota.

El pueblo espera no haberse equivocado con la elección de PPK que hasta ahora está dando señales de debilidad para conducir al país por un camino seguro. Se tiene que garantizar que los peruanos pasen un buen fin de año y reciban el 2017 con esperanzas de que la situación va a cambiar con un presidente gobernando en serio y una oposición que contribuya a crear los cimientos de un Perú con orden, paz, justicia, desarrollo y seguridad.

blog comments powered by Disqus