Bayern pide asistencia por video para detener robo de partidos

Bayern pide asistencia por video para detener robo de partidos

Bayern pide asistencia por video para detener robo de partidos

18 de Abril del 2017 - 21:03

Presidente del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, se consuela al alabar el juego de sus equipistas

El presidente del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, pidió la implantación de la asistencia por video (VAR) y ensalzó la labor de su equipo tras caer ante el Real Madrid en los cuartos de final de la Liga de Campeones, en partido donde el árbitro expulsó mal a uno de los bávaros y validó dos goles madridistas en posición adelantada escandalosa.
Rummenigge indicó que la actuación del colegiado húngaro Viktor Kassai había perjudicado al conjunto bávaro y solicitó el VAR para que se solventen lo que en su opinión fueron decisiones perjudiciales para su equipo por parte del árbitro con la expulsión del chileno Arturo Vidal y dos goles de Cristiano Ronaldo.
El dirigente del Bayern, que aseguró que "fue un espectáculo, un partido extremadamente emocionante", recordó que sus jugadores lo habían "dado todo" y que no había que "olvidar que algunos jugadores estaban lastimados".
"Después de ver cómo han jugado Hummels, Boateng, Lewandowski y Manuel Neuer no puedo más que quitarme el sombrero. Fue un fútbol excelente", dijo Rummenigge, quien a continuación señaló que "por desgracia el árbitro ha condicionado enormemente nuestro trabajo".
"La expulsión (de Arturo Vidal) ha sido también hoy un gran lastre. Pero quien haga hoy una crítica al equipo es que no ha visto el partido. Ha sido un partido estupendo", señaló.
Philipp Lahm manifestó que el Bayern "tuvo coraje, quería ganar, quería pasar de ronda a toda costa". "En algunas

ocasiones tuvimos suerte, pero en lo que a decisiones arbitrales se refirió, nos tocó perder. Conseguimos llegar hasta el final y jugar la prórroga. El equipo se mereció hoy pasar de ronda. Pero eso ya no importa", apuntó
"Hemos llegado hasta más allá del límite del dolor", admitió Jerome Boateng, quien destacó que no podían echarse nada en cara porque habían jugado "muy bien".
"Al final fue una pena con las decisiones del colegiado. En una o dos ocasiones tuvimos mala suerte. Podemos irnos de aquí con la cabeza muy alta", comentó.