Trump da ultimátum a Cuba

Trump  da ultimátum  a Cuba

Trump da ultimátum a Cuba

29 de Noviembre del 2016 - 00:00

El Electo presidente de EE.UU. pone en jaque a Raúl Castro

Mientras se iniciaban los homenajes al extinto líder cubano Fidel Castro, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó ayer con poner fin al acercamiento diplomático a Cuba. Trump exigió al gobierno cubano que firme con él “un acuerdo mejor”, una advertencia que pone en jaque el futuro del deshielo con la isla, cuyos líderes se resisten a negociar sobre su política interna.

“Si Cuba no está dispuesta a hacer un acuerdo mejor para el pueblo cubano, los cubano-estadounidenses y EE.UU. en su conjunto, pondré fin al acuerdo”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Con ese mensaje, el presidente electo reforzó la línea dura que ha adoptado hacia Cuba desde el sábado, cuando reaccionó a la muerte del expresidente cubano Fidel Castro con un comunicado en el que prometía actuar para que el pueblo cubano pudiera “iniciar finalmente su camino hacia la prosperidad y libertad”.

PRESOS POLÍTICOS. Un portavoz de Trump, Jason Miller, aseguró que las prioridades del magnate republicano en su política hacia Cuba serán “la liberación de los presos políticos, el retorno de los fugitivos de la Justicia estadounidense y también la libertad política y religiosa para todos los cubanos que viven bajo opresión”.

“El presidente electo quiere ver libertad en Cuba para los cubanos y un buen trato para los estadounidenses, en el que no nos tomen por tontos”, afirmó Miller en una conferencia de prensa.

Las demandas de libertad política y religiosa para los cubanos prometen toparse con una fuerte resistencia del gobierno de Raúl Castro, que no se abre a negociar sobre ese tipo de temas, como demuestra el lento avance del diálogo bilateral sobre derechos humanos en los últimos dos años.

“Los cubanos no van a hacer concesiones sobre su política nacional”, explicó un experto en Cuba en la American University y autor de un libro sobre el proceso de deshielo, William LeoGrande, quien matizó que si lo que quiere Trump son cambios en la “relación bilateral”, es posible que Raúl Castro sea “más flexible”.

NEGOCIOS. La semana pasada, Trump incluyó en su equipo de transición para el Departamento del Tesoro a un férreo defensor del embargo a Cuba, Mauricio Claver-Carone, quien ha criticado duramente la decisión de Obama de conceder licencias a compañías hoteleras estadounidenses para hacer negocios en la isla.

El futuro jefe de gabinete de Trump, Reince Priebus, aseguró que el presidente electo aguardará a ver “algunos movimientos” del gobierno cubano en cuanto a las libertades en la isla para decidir cómo será su relación y, de no haberlos, revertirá el acercamiento entre ambas naciones iniciado en diciembre de 2014.

blog comments powered by Disqus