Impacto

Niño pierde ojo jugando escondidas en el colegio

Menor dice que alumno le tiró portazo y vidrio de sus lentes se le incrustó

Niño pierde ojo jugando escondidas en el colegio
10 de Noviembre del 2010
José Cotrina Larrea nunca podrá olvidar el dramático momento que le tocó vivir el pasado miércoles 3 de octubre, cuando le comunicaron que su hijo Brayan Cotrina Yarcate, de 12 años, perdió la visión del ojo derecho como consecuencia de un juego brusco en su colegio Manuel Scorza de Chorrillos.
Según Brayan, el día del accidente estaba jugando a las escondidas con sus amigos cuando de pronto un escolar de apellido Díaz empujó la puerta con severa violencia contra él y se golpeó con el pestillo, que a su vez le rompió sus lentes de aumento y el cristal se le incrustó en el globo ocular.
El padre cuenta que ese día su hijo llegó a su casa a las 10:30 de la mañana, acompañado de un profesor que le dijo que no tenía plata para llevarlo al médico. 'Estaba ensangrentado y llorando, se tapaba el ojo y decía que no podía ver, me asusté y lo llevé al policlínico de Chorrillos, donde me dijeron que el problema era grave y lo transfirieron de emergencia al hospital Rebagliati', dijo.
Tras rigurosos exámenes el diagnóstico se aclaró, el globo ocular de Brayan se partió en dos y sólo quedaba operarlo para extraerle la materia y restos. En un mes lo someterán a otra cirugía y le colocarán un ojo estético.
La madre del pequeño, Delia Yarcate, dijo que 'no es la primera vez que agreden a mi hijo, siempre lo han molestado y le han dicho 'Potter' porque usa lentes'.