Hispanos republicanos de Miami dan apoyo a Donald Trump

Hispanos republicanos de Miami dan apoyo a Donald Trump

Hispanos republicanos de Miami dan apoyo a Donald Trump

27 de Septiembre del 2016 - 19:28

Se reunió hoy en Miami con más de un centenar de dirigentes hispanos en medio de protestas de seguidores de Hillary Clinton

Un día después del primer debate con su rival demócrata Hillary Clinton, el candidato republicano a la Presidencia de EE.UU., Donald Trump, se reunió hoy en Miami con más de un centenar de dirigentes hispanos en medio de protestas de otros miembros de esa comunidad.
Finalmente, tras dos intentos fallidos en julio, el millonario logró concretar un encuentro con la comunidad hispana en el Koubek Center, dependiente del Miami Dade College (MDC), al que llegó incluso un poco antes de la hora pactada, entre las protestas de decenas de activistas hispanos, sindicalistas y estudiantes.
"Cada vez que venga a Miami nosotros vamos a denunciar su racismo y lo xenófobo que es", declaró a Efe María Asunción Bilbao, una argentina indocumentada de la organización Familias Unidas, quien calificó al magnate de "mala persona" y de "peligro" para EE.UU.
La activista, quien estimó que en el debate celebrado este lunes en Nueva York la candidata demócrata "se lució más", se mostró confiada de que en las elecciones de noviembre "el país dará una mejor lección" que el "racismo que Trump ha disparado".
"Es un candidato que quiere dividir. Dividir a la clase media, a los pobres, los afroamericanos. La visión de América que él tiene, limitada y muy pequeña, no va a ser suficiente" para ganar las elecciones, señaló, por su parte, Elbert García, director de Florida's Voice, adscrita a la organización nacional America's Voice.
"Esta gente que está aquí afuera también trabaja, también paga impuestos y tienen también derecho de estar ahí adentro a dar su perspectiva y sus críticas", agregó García, que, como el resto de manifestantes se mantuvo a las afueras del recinto, a pesar de la pertinaz lluvia que caía a esa hora.
En el Koubek Center, Donald Trump se reunió por espacio de media hora con miembros de la comunidad hispana, entre los que estaban líderes republicanos locales, como la portavoz hispana del Partido Republicano, Helen Aguirre Ferré, además de empresarios y religiosos.
El equipo de campaña de Trump había programado en dos ocasiones este verano reuniones a pequeña escala con hispanos radicados en Miami, pero los dos eventos previstos, uno de ellos en el restaurante Versailles, tuvieron que ser cancelados.
Uno de los asistentes a la reunión de hoy, Mario Bramnick, presidente de la Coalición de Liderazgo Hispano Israelí (HILC, por su sigla en inglés), señaló a Efe que Trump es el único que puede detener la trayectoria de este "momento crítico" que vive Estados Unidos y que, según dijo, en parte se debe al Partido Demócrata.
"Es la misma voz, lo que oímos en Cuba que lo que vemos del Partido Demócrata. Estamos preocupados, los que venimos de Cuba o Venezuela estamos viendo muchas similitudes con cómo empezó el Gobierno de (Fidel) Castro o (Hugo) Chávez", señaló el religioso, quien además es miembro del Comité Nacional Hispano por Trump.
En su primera jornada de campaña electoral tras el debate de este lunes, el magnate señaló en su encuentro con los hispanos, muchos de ellos cubano-estadounidenses, que el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, concretado en julio de 2015, debió ser hecho "con principios", según Bramnick.
Trump "dijo que haría un acercamiento con Cuba, pero con un matiz distinto", precisó Julio Rumbaut, presidente de la firma consultora Rumbaut y uno de los más de cien asistentes al encuentro.
El empresario calificó de "positiva" la reunión porque el candidato republicano tuvo oportunidad de conocer las "diferencias y matices" entre la migración política y la migración económica.
Poco después del encuentro, y antes del mitin que tiene previsto hoy en Melbourne, centro de Florida, Trump detuvo su comitiva para tomarse un café cubano en el emblemático Café Versailles del barrio de la Pequeña Habana, el corazón del exilio de la isla en Miami.
Según recoge Univisión, el candidato permaneció pocos minutos, no dio declaraciones, y saludó a unos pocos simpatizantes, algunos de los cuales lo recibieron con aplausos y vivas.
Las encuestas más recientes muestran una carrera muy cerrada entre Clinton y Trump en el estado clave de Florida, aunque la candidata presidencial demócrata aventaja ampliamente al republicano en las preferencias del electorado hispano.
Una encuesta elaborada por la Florida Atlantic University (FAU) y divulgada la semana pasada encontró que Clinton mantiene una ventaja sobre Trump entre los votantes latinos "similar" a la que el hoy presidente de EE.UU., Barack Obama, tuvo en las elecciones de 2012 frente al republicano Mitt Romney.
Clinton, precisamente, tiene previsto visitar Miami el próximo viernes.

blog comments powered by Disqus