Israel odia tanto a Arafat que retira su nombre de calle

Israel odia tanto a Arafat que retira su nombre de calle

Israel odia tanto a Arafat que retira su nombre de calle

05 de Marzo del 2017 - 19:52

Gobierno israelí ordena anular la calle "Yaser Arafat" del pueblo de Jatt

El ministro del Interior de Israel, Arie Deri, ordenó hoy a la localidad árabe-israelí de Jatt, en el centro del país, que retire los carteles que identifican una de sus calles con el nombre de "Yaser Arafat", el fallecido padre del movimiento de liberación palestino.
"El ministro del Interior ha enviado hoy una carta al alcalde de Jatt para que en el plazo de 48 horas se retiren las placas callejeras con el nombre de Yaser Arafat, que no ha sido aprobado por el Ministerio", dice un comunicado oficial.
La orden contempla que cualquier nombramiento de calles en los pueblos y ciudades israelíes deben ser aprobados por el Ministerio, y en el caso de Jatt no fue solicitado, según la misiva a su alcalde.
Ubicada al noreste de la ciudad israelí de Netanya, junto a la frontera que en 1967 separó el territorio israelí de Cisjordania, Jatt saltó hace unos días a los titulares cuando un grupo de reservistas del Ejército denunciaron la existencia de una calle llamada "Yaser Arafat", al considerarlo indignante.
El fallecido líder, que murió en 2004 en París, está considerado en Israel un terrorista por su participación en incontables atentados, secuestro de aviones y otras agresiones.
"Arafat asesinó a más israelíes que Bin Laden americanos", dijo al medio ultranacionalista "Arutz 7" Liran Baruj, uno de los que descubrió el nombre de la calle.
También el primer ministro, Benjamín Netanyahu, intervino hoy en la polémica durante la apertura de la reunión semanal del Consejo de Ministros, en la que dijo que "ninguna calle de Israel será nombrada en memoria de asesinos de israelíes o judíos".
"El viernes hablé con el ministro del Interior. No podemos permitir que calles del Estado de Israel lleven el nombre de Arafat, (..), o de otros", manifestó el primer ministro, quien amenazó con hacer aprobar una legislación que lo prohíba.
Los árabes-israelíes representan a más de un 20 por ciento de la población local y viven a caballo entre su nacionalidad e identidad palestinas, y su ciudadanía y pasaporte israelíes.
Por el momento la ciudad de Jatt, de apenas 11.000 habitantes, no ha confirmado si retirará los carteles.