Proyecto global para "censar" tiburones y rayas amplía su objetivo

Proyecto global para "censar" tiburones y rayas amplía su objetivo

Proyecto global para "censar" tiburones y rayas amplía su objetivo

21 de Febrero del 2017 - 21:28

Buscan profundizar y descubrir qué ocurre en áreas para que la gente, los tiburones y los pescadores de tiburones puedan coexistir

El proyecto Global FinPrint que se propuso en 2015 hacer el mayor estudio de poblaciones de tiburones y rayas en el mundo cumplió su objetivo de "censar" 216 arrecifes un año y medio antes de lo previsto, por lo que seguirá hasta superar los 400, informó hoy una de las universidades que lo encabeza.
Científicos de la Universidad Internacional de Florida (FIU, en inglés) y de varias universidades de Australia dirigen

este proyecto de tres años financiado principalmente por el filántropo Paul G. Allen, cofundador de Microsoft, pero al que se han sumado más de 50 organizaciones como socias.
Hasta ahora ha dado como resultado 11.000 horas de video, tomadas con unos dispositivos llamados BRUW que se colocaron en lugares seleccionados. Esas grabaciones formarán parte de una base de datos única sobre la materia.
Para acceder a la base de datos, que estará abierta y contendrá información sobre densidad, hábitats y diversidad de especies, Vulcan Inc., una empresa de Allen, ha creado una plataforma específica.
Casi un cuarto de las especies de tiburones y rayas que existe en el mundo está bajo amenaza de extinción, señaló FIU en un comunicado divulgado hoy.
El objetivo de Global FinPrint es llenar la falta de datos actualizados, y a nivel mundial, acerca del tamaño y la distribución de las especies con el fin de ayudar a los esfuerzos para protegerlas y hacerlas crecer.
Cuando el proyecto se lanzó en 2015 se estimó que 216 era el número necesario de arrecifes que había que explorar para "recoger suficiente información para responder preguntas claves" y para destacar cómo se pueden restablecer las condiciones óptimas para que las poblaciones de rayas y tiburones sean "saludables".
El último de los dispositivos BRUW que quedaba bajo la superficie, el que hacía el número 216, fue extraído hace unos días en el arrecife Glover, en Belice, y los inmediatamente anteriores fueron sacados del mar en Moorea, en la Polinesia francesa, y en arrecifes de la costa de Qatar.
James Deutsch, director de la organización Wildlife Conservation, de Paul Alen, destacó la importancia de "este primer censo mundial" de tiburones y rayas de los arrecifes para la preservación de esos animales marinos.
Demian Chapman, uno de los directores del proyecto, destacó por su parte que una de las primeras impresiones es que hay arrecifes remotos y grandes áreas de reserva donde hay tiburones en gran cantidad, pero lo más sorprendente es que esa abundancia se ha visto también en áreas muy pobladas de humanos donde además hay actividad de pesca de tiburones.
"Tenemos que profundizar y descubrir qué es lo que está ocurriendo en esas áreas para que la gente, los tiburones y los pescadores de tiburones puedan coexistir", señaló.
Junto con Chapman, de FIU, dirigen el proyecto Mike Heithaus, decano de la Facultad de Artes, Ciencias y Educación de FIU; y los australianos Colin Simpfendorfer, de la James Cook University; Euan Harvey, de la Curtin University; y Michelle Heupel, Aaron MacNeil y Mark Meekan, del Instituto Australiano de Ciencia Marina.

blog comments powered by Disqus