Rescatan viva a una bebé de 2 meses que estaba secuestrada

Rescatan viva a una bebé de 2 meses que estaba secuestrada

Rescatan viva a una bebé de 2 meses que estaba secuestrada

25 de Marzo del 2017 - 22:47

Ello sucede tras ser asesinadas con tiros en la cabeza su madre y su tía, de 21 y 7 años, respectivamente

Agentes policiales de El Salvador rescataron hoy con vida a la bebé de dos meses que fue secuestrada el pasado miércoles, tras ser asesinadas con tiros en la cabeza su madre y su tía, de 21 y 7 años, respectivamente, informó el director de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto.
La bebé fue liberada la tarde de este sábado, tras ser interceptado el vehículo en el que el día 22 de marzo fueron secuestradas la mujer y las dos niñas en la localidad de Nejapa (centro), departamento de San Salvador.
El jefe del Cuerpo de Seguridad, que no detalló si hubo detenciones relacionadas con el caso, señaló este viernes que el secuestro de la bebé y el asesinato de la madre y la tía, identificadas como Diana Lisbeth Lemus García y Yamileth M., respectivamente, "fue obra de pandilleros".
Cotto explicó, además, que la niña de dos meses "podría ser hija de una expareja de Lisbeth Lemus, quien es miembro de la pandilla Barrio 18 facción revolucionarios y que "con anterioridad la había amenazado de muerte".
El director de la Policía informó de que el pandillero, identificado como "Enzo", está "recluido en un centro penal" desde "mucho antes de que este hecho sucediera", sin señalar si pudo ordenar el asesinato y secuestro de las mujeres.
"Esa relación había terminado y ella había establecido otra, sin que hasta ahora tengamos indicios de que (su actual pareja) fuera miembro de alguna estructura criminal", concluyó el alto mando policial durante una conferencia de prensa.
El Salvador registró un total de 524 mujeres asesinadas en el 2016 y de estas al menos 41 murieron a manos de pandilleros de las facciones Revolucionarios y Sureños del Barrio 18 y Mara Salvatrucha (MS13).
De las más de 500 mujeres asesinas en ese año, 87 eran pandilleras y 437 no eran "mareras", pero tenían vínculos con las estructuras, a las que el Gobierno responsabiliza de la mayoría de homicidios, según información obtenida por Efe.
El país centroamericano es considerado uno de los más violentos del mundo por sus tasas de 103 y 81,7 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2015 y 2016, respectivamente.