La Central

Recibieron Año Nuevo quemando a los odiados

Susana Villaran y Claudio Pizarro, junto a "pisado" Ollanta y "yo llevo los pantalones" Nadine

Recibieron Año Nuevo quemando a los odiados
01 de Enero del 2013
Fiesta, alegría, ríos de cerveza, miles de cohetes iluminando la noche y los muñecos del presidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia, la alcaldesa Susana Villarán y Claudio Pizarro, entre otros, reducidos a cenizas. El 2013 fue recibido en medio de mucha música, algarabía y la esperanza de mejores días para todos los peruanos.
A las doce campanadas exactas, el país entero repitió la tradición del nuevo almanaque: abrazos, cábalas, brindis con champán o cerveza y mucha algarabía, mientras largas columnas de humo de muñecos y llantas quemadas, silueteaban el nuevo año. El pedido unánime de todos fue prosperidad, éxito, alegrías, salud y, sobre todo, fin a la corrupción, los malos manejos, los fracasos y decepciones.
Al unísono grito de ¡Bienvenido 2013! los peruanos le dijeron adiós al 2012, quemando a los personajes más odiados del pasado año para que se vayan con ellos las desventuras y amarguras.
MAS ODIADA
Los muñecos de la alcaldesa Susana Villarán fueron los más sacrificados en las agonías del 2012. Y es que la burgomaestre, con sus desatinos y peleas con diversos gremios, se convirtió en la más odiada del año que se fue.
¡Quémate, quémate con el año viejo!, decían muchos mientras prendías las llamas sobre los cientos de reproducciones de la Villarán que se vendieron como pan caliente para celebrar la ocasión.
Le siguieron en popularidad, Ollanta Humala, alias 'soy pisado' como un morador de Surquillo le puso en un cartelito antes de reducirlo a cenizas en medio de aplausos y un efusivo brindis.
Nadine no se quedó atrás y lució el letrero 'yo llevo los pantalones', mientras que el muñeco de Natalia Málaga, la iracunda entrenbadora de los seleccionados de voleibol gritaba 'desahuévate, carajo', en medio de risas.
PIZARRO Y MARKARIAN
Claudio Pizarro, a quien los hinchas no perdonan haber fallado un penal ante Argentina en las eliminatorias al Mundial 2014, lució el encabezado 'osea, cualquiera falla un penal, loco', en alusión a Juan Manuel Vargas, en su peor año pelotero y que tampoco se salvó de ser quemado para que todo lo malo del pasado vuele con sus cenizas.
El técnico Sergio Markarián igualmente fue blanco de mofas y burlas de los hinchas, recordando que no tuvo el carácter suficiente para manejar el equipo de todos y más aún no ha cumplido con sus promesas de llevarnos al Mundial.
Con ellos, además, fueron quemados muchos personajes tradicionales de la política, farándula, deporte y vida cotidiana del país.
No faltaron, por supuesto, quienes quemaron pilas de llantas haciendo irrespirable el ambiente y provocando las quejas de los vecinos y la intervención de unidades de bomberos.
Un nuevo año ha comenzado. Con ilusión, algarabía e infaltables chelas. A las 12 en punto, el país entero se abrazó en espera de un mejor almanaque y diciéndole adiós al 2012 de la mejor forma que podía ser, quemando a los peores del año pasado. ¡¡¡Feliz 2013, Perú!!!