Fuego alcanza a torres eléctricas

Fuego alcanza a torres eléctricas

Fuego alcanza a torres eléctricas

27 de Noviembre del 2016 - 00:00

servicio de electricidad peligra por incendios

Los incendios forestales, que afectan a distintas zonas rurales del país, también ponen en peligro a la prestación de servicios como el eléctrico, porque torres de alta tensión fueron alcanzadas por el fuego.

En el sector conocido como Arapa, en el distrito de Yauli, provincia de La Oroya, en la región Junín, un incendio forestal que se inició la mañana de ayer, cuando un comunero prendió fuego a sus campos, causó alarma en la población.

Las llamaradas se extendieron hasta la base de las torres de alta tensión que transmiten la energía de la Central Hidroeléctrica del Mantaro hacia Lima.

El fuego pudo ser controlado antes de que afectaran a los cables de la subestación eléctrica del lugar. El personal de seguridad de la empresa Red de Energía del Perú, provisto solo de un extintor y baldes de agua, pudo apagar el fuego tras tres horas de esfuerzo.

Servicios. Este incendio en Arapa pudo ser controlado a tiempo y no afectó el servicio eléctrico, pero no fue igual en Cajamarca.

El Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), en su último reporte sobre la situación de los incendios en Cajamarca, informó que el servicio de energía eléctrica se vio afectado en un 40% en el distrito de Querocoto, en la provincia de Chota.

En esta jurisdicción, el fuego continuaba activo en las localidades de La Iraca, San Luis, La Lima, Oschawilca y La Palma de Parahuay.

Avances. En conferencia de prensa, el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) informó que habían sido controlados 37 de los 43 incendios que se registraban de manera simultánea en las últimas semanas.

El ministro de Agricultura, José Hernández, informó que el 90% de los incendios se encuentran bajo control y que en las áreas donde aún permanecen activos se trabajará con mayor fuerza.

Más de tres mil personas fueron afectadas por la inusual simultaneidad del fuego. Además, una persona falleció y al menos 25 mil hectáreas de cobertura vegetal se perdieron por el fuego.

Las autoridades creen que estos incendios se originaron por los propios pobladores, quienes ante la sequía de sus territorios iniciaron “quemas” con el fin de “provocar” la lluvia para cultivar productos alimenticios de primera necesidad.

blog comments powered by Disqus