Portada

Peruano hace zapatos al Papa

Antonio Arellano es el zapatero preferido del renunciante Benedicto XVI

Peruano hace zapatos al Papa
16 de Febrero del 2013
El zapatero del papa renunciante Benedicto XVI, es ni más ni menos, peruano. Se llama Antonio Arellano y fabricó los zapatos rojos que luce el Papa. Su local queda en Borgo Pio, junto a El Vaticano.
Arellano contó que dejó Perú en 1998 y llegó a Borgo Pio, el barrio vecino a El Vaticano. En una de esas estrechas calles europeas, cerca de la Plaza San Pedro, fabrica zapatos a mano y uno de sus clientes preferidos es el Papa.
El pequeño negocio que tiene Arellano pasa desapercibido, pero su ubicación fue requerida por Benedicto XVI porque le agradó el trabajo que hace el peruano.
Los zapatos rojos de los papas son un ícono en la iglesia y por ello Arellano se esmera en ponerlos a punto. 'También sus zapatos negros a menudo con rasguños o consumidos por la punta', dijo.
'Al Papa se le trata como a todos los clientes. No acepta ningún favoritismo y paga como los demás', agrega el peruano. Refirió que 'también las monjitas de Karol Wotjyla me traían los zapatos del Papa polaco para repararlos'.