Caos por choque de camión con tren

Caos por choque  de camión con tren

Caos por choque de camión con tren

24 de Noviembre del 2016 - 00:00

chofer se salvó de milagro en aparatosa colisión en Ate

Padecieron un verdadero vía crucis. El mal humor, el estrés, la angustia se apoderaron ayer de miles de limeños –que se dirigían a su centro de trabajo o de estudio– al quedar “atrapados” en medio de un infernal tráfico que se desencadenó por el choque entre un camión cisterna y un tren multicarga, a la altura del kilómetro 9 de la Carretera Central en Ate.

El tren, que iba desde Cerro de Pasco hacía el Callao, trasladaba cemento, minerales y otros materiales de refinería en cada uno de sus 19 vagones. En tanto, el camión cisterna, de placa F7A-923, se dirigía desde Huachipa a Santa Clara llevando, aparentemente, agua a los asentamientos humanos.

Alarma. El aparatoso choque entre ambos vehículos ocurrió cerca de las 9:20 de la mañana, cuando el camión cisterna, según la Policía de Tránsito, impactó “intempestivamente” en la parte central del tren multicarga, en medio del pesado tráfico de la mañana.

Los primeros efectivos policiales que atendieron el accidente informaron que tras la fuerte colisión se había derramado un gran contenido de ácido sulfúrico de uno de los vagones del tren. Debido a esta alarma, los agentes rápidamente evacuaron a los pasajeros de las cústers cercanas al accidente.

Acto seguido, acordonaron la zona y cerraron el acceso vehicular a ese tramo de la Carretera Central en el sentido hacia Huachipa, lo que agudizó aún más el acostumbrado tráfico en la vía. Largas colas de autos se iban formando poco a poco mientras la Policía trataba de agilizar el tránsito.

Pasaron los minutos y los bomberos, serenos de Ate e inspectores del tren confirmaron que, afortunadamente, no se había derramado ninguna sustancia química peligrosa. Sin embargo, las medidas de seguridad se habían reforzado, a fin de evitar eventualidades.

Los bomberos enviaron unas ocho unidades al lugar, no solo por el violento choque, sino por el riesgo de que otras sustancias químicas que trasladaba el tren se filtren y generen un riesgo mayor para los conductores y transeúntes en ese tramo de la Carretera Central.

Vive de milagro. A pesar del aparatoso accidente, el chofer del camión, identificado como Juan Chávez Choque, de 27 años, resultó ileso. Él fue trasladado al Hospital de Ate donde se confirmó que no registraba ninguna lesión grave. Luego fue conducido a la comisaría de Ate para dar su versión sobre el caso.

“Es un milagro que haya sobrevivido luego de que su vehículo quedó destrozado con las llantas hacia arriba”, señaló a OJO uno de los policías que atendió al herido.

Mientras los bomberos e inspectores de la red de ferrocarril hacían denodados esfuerzos para retirar los vehículos involucrados en el accidente, los pasajeros se las ingeniaban para llegar, aunque tarde, a sus destinos.

Bajo el inclemente sol que ayer se registró en Lima, aunque aún no sea verano, los pasajeros descendieron de los vehículos de transporte público atascados en medio de la Carretera Central para proseguir su camino.

“Tenía que llegar a una entrevista de trabajo a las 11 de la mañana. Estoy con tacos y no sé qué hacer”, contó a OJO una desesperada señorita.

Los bocinazos sonaban a diestra y siniestra, sin compasión. Quienes optaron por quedarse en los vehículos tenían que soportar el incesante brillo solar. Los vendedores de agua, gaseosas y helados aprovecharon esta situación y el tráfico detenido para vender sus productos.

Varios, inclusive, compraron el agua mineral no solo para tomar, sino también para refrescarse el rostro y la cabeza, y así evitar una posible insolación.

Causas. El director de la Policía Ferroviaria, comandante PNP Abelardo Serpa Obando, explicó que la responsabilidad del accidente recae en el chofer del camión cisterna, puesto que quiso adelantar al tren atravesando la vía férrea. El dosaje etílico que se le practicó a Chávez Choque dio negativo.

Ferrocarril Central Andino también culpó del accidente al chofer del cisterna. “Están investigando. Pudo haber sido una mala maniobra del chofer o que al vehículo de este se le hayan vaciado los frenos. No se explica cómo es que el camión no se ha dado cuenta del paso del tren, porque este, cuando circula por zonas urbanas, lo hace en 15 kilómetros, velocidad lentísima”, señaló a OJO un vocero de la empresa ferroviaria.

Recién pasadas las 12:30 p.m. el tránsito fue reabierto de a pocos. El malestar aún continuaba en los pasajeros y conductores.                                    

blog comments powered by Disqus