Ariel Sharon, cómplice de genocidio de Sabra y Chatila, cerca del juicio de Dios

Ariel Sharon, cómplice de genocidio de Sabra y Chatila, cerca del juicio de Dios

Ariel Sharon, cómplice de genocidio de Sabra y Chatila, cerca del juicio de Dios

04 de Octubre del 2014 - 08:52
» Textos:

Exministro de Israel permitió a cristianos que maten a mujeres, niños y ancianos refugiados y hoy agoniza

El estado de salud del ex primer ministro israelí Ariel Sharon, en coma desde 2006, no ha experimentado cambio alguno durante las últimas veinticuatro horas y sigue crítico, según especialistas cada vez más cerca de la muerte, informó el hospital en el que está ingresado.

Según el centro médico Tel Hashomer su condición es aún 'crítica' y el empeoramiento gradual en el funcionamiento de sus órganos continúa, informaron medios locales al concluir la jornada de descanso del shabat.

Sharon, de 85 años y en coma desde el 5 de enero de 2006, fue intervenido a principios de septiembre de un problema estomacal y desde entonces su estado se ha agravado gradualmente.

Desde el miércoles, los médicos describen su situación como 'crítica' debido a una insuficiencia renal que está afectando a otros órganos vitales.

El exdirigente israelí sufrió en enero de 2006, cuando era primer ministro, una hemorragia cerebral que le llevó a un estado de coma permanente y desde entonces ha estado ingresado en ese centro médico a las afueras de Tel Aviv.

Como ministro de Defensa, en 1982 avaló la masacre de Sabra y Chatila, una matanza de refugiados palestinos que tuvo lugar en dichos campos de refugiados, situados en Beirut Oeste, durante la invasión israelí del Líbano, a manos de la Falange Libanesa cristiana.

Según una comisión interna israelí, la Comisión Kahan, las Fuerzas de Defensa de Israel apostadas en el Líbano fueron responsables de los hechos por no evitar las matanzas y dejar ingresar a los asesinos y brindarles apoyo logístico.
Esta masacre mereció la calificación de acto de genocidio por parte de la Asamblea General de Naciones Unidas a través de su resolución 37/123.

A pesar de acusaciones de genocidio, Sharon evadió a los tribunales gracias al respaldo de Israel y de sus países aliados. Ahora está cerca del juicio de Dios porue con su muerte nadie podrá evitar al menos este juicio.

ojo