Aventureros que cruzaban a remo el océano Atlántico casi mueren al volcarse su bote

Aventureros que cruzaban a remo el océano Atlántico casi mueren al volcarse su bote

Aventureros que cruzaban a remo el océano Atlántico casi mueren al volcarse su bote

04 de Octubre del 2014 - 06:01
» Textos:

Intentaban remar desde Senegal hasta Miami, pero cuando estaban muy cerca de su meta naufragaron al norte de Puerto Rico

El canadiense Markus Pukonen y el estadounidense Patrick Fleming esperan ya a salvo en San Juan su regreso a casa, luego de que hace tres semanas casi perdieran la vida cuando la embarcación a remo en la que viajaban se volcó al norte de Puerto Rico durante un trayecto transatlántico.

Pukonen, Fleming, el también estadounidense Jordan Hanssen y el canadiense Adam Kreek, campeón olímpico de remo de 2008, viajaban de Senegal a Miami, Florida (EE.UU.) cuando el pasado 7 de abril, después de 73 días de travesía, la nave de 8 metros de eslora por 2 de ancho en la que navegaban zozobró.

'Estábamos intentando remar desde Senegal hasta Miami', relató Pukonen a Efe en un muelle de Miramar, donde reparan la embarcación, la misma en la que Fleming viajó desde Nueva York a Inglaterra en 2006.

Pukonen, de 30 años, relató que la hazaña culminó cuando a 640 kilómetros al norte de San Juan y tras remar casi 5.000 kilómetros una ola de cerca de 5 metros embistió la embarcación.

El aventurero contó que no sintió miedo cuando el grupo cayó al agua, pues estaban preparados con salvavidas y equipo técnico para cualquier situación.

Hanssen, uno de los dos capitanes de la nave, procedió a activar el transmisor de radio para situaciones de emergencia y así facilitar su localización.

'Sobrevivir fue lo primero que pensé. Todos estábamos pensando qué hacer para sobrevivir y por eso mandamos las señales de emergencia y tratamos de poner el bote en la manera correcta', explicó Pukonen.

Dentro de la embarcación guardaban comida y libros, entre ellos, la Biblia, que según relató nunca antes había leído.

Un helicóptero de la Guardia Costera estadounidense terminó atendiendo su llamada, a la que también acudieron el carguero panameño El Heijin y el barco ruso Tanais Leader.

ojo