Caos se apodera de Gamarra y Mesa Redonda

Caos se apodera de Gamarra y Mesa Redonda

Caos se apodera de Gamarra y Mesa Redonda

17 de Diciembre del 2017 - 09:02
» Textos:

Se incrementa la presencia de público, ambulantes y obras inconclusas

La Navidad no solo es sinónimo de unión entre la familia y los seres queridos; también es una época esperada por los pequeños del hogar, debido al ansiado regalo. Tal labor, que podría considerarse sencilla, es toda una odisea cuando se trata de comprar en Mesa Redonda, en el Cercado de Lima o en Gamarra (La Victoria), donde el incremento de público y de ambulantes ha encendido las alarmas de las autoridades; estas, a pesar de los esfuerzos, poco pueden hacer por controlar tremenda situación.

Control a prueba

Mesa Redonda, en el Cercado de Lima, es el lugar favorito para adquirir juguetes y adornos navideños; este hecho genera una asistencia promedio de un millón de personas al día durante la presente campaña. Los agentes de Serenazgo, Fiscalización y Economía y Desarrollo de la Municipalidad de Lima, desplegados como parte del plan “Navidad Segura 2017”, no pueden controlar a los comerciantes ambulantes que han tomado los jirones Andahuaylas, Puno y Cusco; así, estas zonas resultan intransitables para los peatones.

“Podemos controlar las galerías y comercios, pero es imposible hacerlo con la asistencia de la gente y de los ambulantes. Lo que hacemos es controlar la afluencia para obtener una respuesta rápida en caso de emergencia”, explica Mario Casaretto, subgerente de Defensa Civil de la comuna limeña, responsable de seis simulacros contra incendios en diferentes ejes comerciales de la capital en este año.

Alerta máxima

En Gamarra (La Victoria), el panorama tampoco es alentador. Los 700 mil asistentes que acuden a diario en esta época previa a la Navidad tienen que enfrentar la ocupación de pistas y de veredas de los jirones Humboldt y Bausate y Meza, así como de los jirones Huánuco y Parinacochas, por puestos ambulantes que han convertido estas calles en ferias al paso.

“Existe un plan para reubicar a los ambulantes que han tomado las calles de Gamarra; es imposible reubicarlos a la fuerza, porque son mafias organizadas. Permanecerán en el lugar hasta que culmine la campaña”, manifiesta Milton Melgarejo, subgerente de Comercio Informal y Mercados de la Municipalidad de La Victoria. 

Asimismo, agrega que el control de los ambulantes en los jirones Huánuco y Parinacochas le corresponde a la Municipalidad de Lima por ser vías metropolitanas; además, admite el cobro de 0.90 céntimos diarios por derecho a limpieza de residuos sólidos, según Ordenanza Municipal 254-2016MLV.

Obras inconclusas,  a esto se suman los trabajos de rehabilitación de pistas y de veredas en el jirón Hipólito Unanue, donde materiales de construcción, buzones de desagüe a medio tapar, desmonte y planchas de madera colocadas a lo ancho de la pista complican la circulación peatonal; esta situación origina que, en caso de incendios, las únicas vías de acceso para unidades de bomberos y ambulancias sean la avenida Isabel La Católica y el jirón Antonio Bazo, según aseguró Jorge Pérez, coordinador del Centro de Organización de Emergencia (COE) de la Municipalidad de La Victoria. 

ojo