La especialista explicó que la condición de la madre está en desventaja si se contagia con COVID-19 porque ello pondría en riesgo su vida e incrementaría las probabilidades de un parto prematuro, poniendo en peligro también la vida del bebé. (Foto:EsSalud)
La especialista explicó que la condición de la madre está en desventaja si se contagia con COVID-19 porque ello pondría en riesgo su vida e incrementaría las probabilidades de un parto prematuro, poniendo en peligro también la vida del bebé. (Foto:EsSalud)

A fin de evitar complicaciones en la madre y el recién nacido en tiempos de por el COVID-19, la jefa del Servicio de Obstetrices del Hospital Guillermo Almenara de , Ericka Espino Cadenillas, recomienda que es preferible postergar momentáneamente la maternidad.

Ello debido a que el embarazo genera grandes cambios en el organismo de la mujer, siendo notoria la adaptación anatómica del sistema respiratorio para dar espacio al útero al final de la gestación, incrementándose el consumo de oxígeno, disminuyendo la capacidad pulmonar y el volumen de la reserva respiratoria por el mismo embarazo.

En lo que va de la pandemia 6 madres puérperas o después de perder a sus bebes, fallecieron. (Foto:EsSalud)
En lo que va de la pandemia 6 madres puérperas o después de perder a sus bebes, fallecieron. (Foto:EsSalud)

La especialista explicó que la condición de la madre está en desventaja si se contagia con COVID-19 porque ello pondría en riesgo su vida e incrementaría las probabilidades de un parto prematuro, poniendo en peligro también al bebé.

El Hospital Almenara asiste a las madres gestantes de COVID-19 en ambientes diferenciados. De abril a diciembre del 2020 atendieron 2 mil 646 alumbramientos, 671 (25%) fueron de madres infectadas por COVID-19. De enero a la primera quincena de agosto del 2021 hubo 1.188 nacimientos: 74 (6.2%) de madres contagiadas con el coronavirus. Lamentablemente, en lo que va de la pandemia, 6 madres puérperas o después de perder a sus bebes fallecieron.

La planificación familiar es importante porque permite reducir las estadísticas de morbimortalidad materna. Cuando un embarazo es planificado, disminuye el riesgo de complicaciones debido a que los padres cuidan el proceso de la gestación, acudiendo oportunamente a sus controles prenatales.

EsSalud garantizó la continuidad de la atención en planificación familiar durante la emergencia sanitaria, a través de todos sus centros asistenciales de primer y segundo nivel, citas de teleorientación, psicoprofilaxis, y teleconsultas de control prenatal.