Un hombre logró uno de los más grandes por . Se trata de Rubbin Sarpong, quien logró recibir más de dos millones de dólares de sus víctimas.

El sujeto, líder de una banda de integrada por tres hombres de Ghana, consiguió enamorar a unas tres docenas de mujeres en sitios de citas por Internet y hasta llevó a una al suicidio al enterarse del fraude.

Los tres sujetos se hacían pasar por militares estadounidenses en el extranjero y contaban con cuentas falsas de banco y numerosos correos electrónicos.

Además, en sus cuentas de Instagram se hacían pasar como personas con dinero, pues se exponían con relojes finos y joyería de oro, además de licor, ropa y autos último modelo.

El acusado de 35 años le pidió al juez recibir un abogado del Estado porque dijo no contar con dinero para pagar uno. Podría pasar hasta 20 años en prisión.