Clinton Presentación Basilio de 24 años brindó su testimonio al ser el único sobreviviente ileso tras la caída de ómnibus interprovincial en la Carretera Central, en Matucana. (Captura: América Noticias)
Clinton Presentación Basilio de 24 años brindó su testimonio al ser el único sobreviviente ileso tras la caída de ómnibus interprovincial en la Carretera Central, en Matucana. (Captura: América Noticias)

El joven Clinton Presentación Basilio es uno de los sobrevivientes del trágico (Matucana) que va dejando al menos 17 fallecidos, relató lo ocurrido esta madrugada. El joven de 24 años contó que viajaba junto a su pareja, quien resultó herida tras la volcadura del bus interprovincial de la empresa León Express hacia un río.

“Viajaba con mi pareja. Ella está en la posta. Salimos 8:30 p.m. de Huánuco. Cuando sentí un impacto en la pista como que el carro iba como zig-zag. Entonces, los pasajeros decían que frene el carro, pero seguía moviéndose. Así que me agarre fuerte del asiento con mi pareja. Recuerdo que dimos vueltas y vueltas, yo pensé que estaba en el carro, pero luego desperté y estábamos sobre piedras botados. Solo mi pareja, una señora y yo salimos [del vehículo]. Había una niña ahí, y la llevamos cargando hacia arriba, y la llevaron a la posta, contó.

Clinton Presentación, indicó que luego de la caída del ómnibus, su pareja, otra mujer y él lograron salir del vehículo. Añadió que pudo rescatar a una menor de aproximadamente 2 años, a quien auxilió y entregó a las autoridades para que sea traslada a un nosocomio junto a las otras mujeres.

El joven informó que en unos minutos sería llevado a un hospital para recibir atención de golpes leves, y luego averiguaría el estado de salud de su pareja identificada como Luz Merlinda Tineo Villanueva de 22 años. Mencionó que retornada a Lima desde Huánuco luego de asistir al entierro de su abuela.

“Mi pareja está estable. No conocía a otros pasajeros. Era todo oscuro, no podía ver nada. Esto es como una película porque nunca había tenido un accidente. Agradecido con Dios, y con mi abuelita que desde el cielo seguro me ha apoyado. Yo había viajado a Huánuco por el entierro de mi abuelita, y estaba volviendo de ahí. Es un milagro, agradezco a mi mamita [abuelita] y a Dios. Lo único que pedí fue pedir ‘Diosito lindo, ayúdame por favor’, y recuerdo que me levanté del suelo”, agregó.

C04-testimonio
null null