A 47 años del deceso del empresario pesquero y fundador de los diarios Correo y Ojo, Luis Banchero Rossi, la tumba donde descansan sus restos son punto de visita obligatorio por todos aquellos que acuden al cementerio El Ángel, en El Agustino, y han escuchado de la infatigable labor como hombre de negocios que siempre veló por el bienestar de sus trabajadores.

Fue en el día de los muertos que decenas de peruanos, de todas las edades, aprovecharon en dejar un recuerdo floral en la tumba del visionario natural de Tacna ubicada a escasos metros de la puerta de ingreso por la cuadra 15 de la avenida Ancash, la cual según cuentan los trabajadores del camposanto siempre luce un arreglo floral decorando el lugar.

cementerio el angel tumba de Luis Banchero
cementerio el angel tumba de Luis Banchero

“No lo he conocido personalmente, pero sé que fue un hombre que se preocupaba mucho por el bienestar de sus trabajadores. Es por eso todos los domingos que vengo a visitar a mis padres me acerco a dejar un arreglo floral al señor Luis Banchero”, comentó Teodocia Cárdenas una sexagenaria que acude desde Collique a presentar sus respetos.

cementerio el angel tumba de Luis Banchero
cementerio el angel tumba de Luis Banchero

El mismo concepto de Luis Banchero Rossi tiene en su recuerdo el piurano Florentino Sosa quien lo evoca como un empresario pesquero del cual sus amigos, pescadores y paisanos, le dieron las mejores referencias del también hombre de prensa. “No trabajé para él, pero mis amigos pescadores me decían que era un trabajador incansable y buen empresario”.

El empresario Luis Banchero Rossi se dedicó a la exportación de harina y aceite de pescado. Nació el 11 de octubre de 1929 en Tacna y falleció el 1 de enero de 1972 (42 años) en su vivienda de Chaclacayo, en Lima.