Porno y páginas para engañar en Internet destruyen relaciones

Porno y páginas para engañar en Internet destruyen relaciones

Porno y páginas para engañar en Internet destruyen relaciones

04 de Octubre del 2014 - 10:00
» Textos:

Advierte John Gray, psicoterapeuta y autor de "Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus"

El estadounidense John Gray, psicoterapeuta y autor de libros célebres como 'Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus', afirma haber salvado cientos de miles de matrimonios, pero actualmente está preocupado porque el nuevo terreno de las relaciones es Internet.

El porno en línea es tan adictivo 'como tomar heroína', afirma en una entrevista concedida a la AFP.

Gray, de 62 años, es autor de una veintena de libros sobre crecimiento personal que han sido traducidos a más de 50 idiomas y por los que ha vendido 50 millones de ejemplares, como el citado best-seller de 1992.

En todos sus libros explica que hombres y mujeres son totalmente diferentes de base y que aceptar estas diferencias lleva a la pareja a la armonía.

Las nuevas tecnologías, sin embargo, han empezado a apoderarse del terreno de las relaciones sentimentales, en opinión del escritor, que vive en California.

Hay algunos casos en los que estas nuevas herramientas son buenas, como ayudar a una persona divorciada por encima de los 50 años a encontrar una nueva una pareja.

Pero hay dos tendencias en alza que ponen en jaque la estabilidad de las relaciones: por un lado la pornografía en línea y por otro las páginas para ser infiel.

'El porno gratis en Internet está creando una fuerte adicción. Millones y millones de personas están colmando sus satisfacciones sexuales a través de fantasías', reflexiona.

'El efecto que el porno tiene en el cerebro es como la heroína', afirma el autor.
Sobre las páginas para engañar a la pareja nombra a www.ashleymadison.com y www.arrangementfinders.com.

'Cuando se tiene una relación con alguien a quien no se conoce, al que no se quiere, cuando el sexo es impersonal lleva a la adicción', asegura.


ojo