El trabajo remoto se ha revalorizado a raíz de la pandemia. Ante la crisis sanitaria, las organizaciones han optado por la forma remota por orden del Gobierno. Sin embargo, no todas las empresas estaban preparadas para afrontar esta nueva modalidad y intento por fiscalizar la productividad de sus colaboradores, se excedían con las videollamadas, provocando que tengan los colaboradores reunión tras reunión.

Evangelina Piscitello, territory manager de Visma Latinoamérica señala que los colaboradores están cansados de las videollamadas de trabajo y que este cansancio les está ocasionando estrés y ansiedad. Algunos hablan del “burnout del video chat”, mientras que otros lo llaman la “fatiga del Zoom”.

Por otro lado, la especialista Piscitello destacó que así como las personas han descubierto las aplicaciones de videollamadas ( Zoom, Google Meets, Microsoft Teams, entre otros) en esta pandemia, también han aumentado los grupos de Whatsapp. “Una persona pasó de tener 3 grupos de trabajo para tener 10. Las empresas y jefes creaban grupo para todo e incluso con casi los mismo integrantes”, agregó.

¿Cómo mejorar este panorama?

Limitar las videollamadas. Los expertos coinciden en la importancia de limitar las reuniones virtuales a las estrictamente necesarias e invitar a participar únicamente a las personas adecuadas. ¿Cuáles de esas charlas se pueden abordar mejor a través de un e-mail, una llamada telefónica o un documento compartido en el que se puedan agregar notas claras para trabajarlo en equipo?

Definir estructura, horarios y duración. Lo ideal son reuniones de media hora a una hora como máximo, evitar hacerlas después de las 18:00, y los viernes hasta las 15:00 horas. E igual que con las reuniones presenciales, preparar con antelación los objetivos de los encuentros para que los participantes sepan con precisión qué se espera lograr en cada uno.

Lo bueno del teletrabajo

Evangelina Piscitello ha resaltado que la empatía, flexibilidad, organización y comprensión son las virtudes que han desarrollado las personas durante este 2020. A esto, también añadió que actualmente, el mercado laboral va a exigir que sus colaboradores dominen la tecnología, por más que su puesto no lo requiera, para estar prevenido a situaciones como estas.


OJO AL DATO

El sector salud y educación ha sido a quienes más les ha costado adaptarse a esta modalidad de trabajo. Por otro lado, los retail, a pesar de que estaban acostumbrados a las ventas online, no han sabido manejar a su propio personal.