Tres policías en banda de narcos

Tres policías en banda de narcos

Tres policías en banda de narcos

22 de Abril del 2017 - 00:00

Cayeron a balazos en auto con nueve kilos de cocaína

Tres policías, presuntos miembros de una banda de narcotraficantes, cayeron en un enfrentamiento a balazos con agentes del Grupo Terna, efectivos de la comisaría Santa Anita y miembros del Serenazgo del referido distrito. Iban con otros tres sujetos en un auto donde se halló nueve kilos de cocaína.

Ellos son el suboficial de tercera PNP Juan Quintanilla Quispe (44), quien trabajaba en la comisaría de Apolo de La Victoria; el suboficial de tercera Edson Salazar Torrealva (27), quien laboraba en la División Territorial Centro 2; y el suboficial de tercera Kevin Pañahua Gallardo (24), quien prestaba sus servicios en la Divincri de Surco.

Junto a estos efectivos también cayeron Miguel Villar Sosa (34), Royer Galván Guerra (25) y Henry Giancarlo Anaya Barraza (25).

Los agentes Juan Quintanilla y Edson Salazar estaban de vacaciones y Kevin Pañahua en su día de franco. Quintanilla había reingresado hace poco a la PNP. Edson Salazar dijo que uno de los civiles le llamó y que él no sabía nada de la droga.

Ocurrió así. El jueves, antes de las seis de la tarde, en la cuadra cinco de la avenida Imperial de Santa Anita, una patrulla de serenazgo alertó a los agentes de la comisaría del sector sobre un vehículo sospechoso en el cual había seis sujetos. Fueron los agentes del Grupo Terna de la Policía Nacional quienes ayudaron a intervenirlos. La sorpresa fue grande al ver que tres de los sujetos eran también policías, quienes usando su arma de reglamento intentaron atacarlos. Afortunadamente se rindieron y fueron reducidos en el piso en medio de un gran despliegue policial. En el mismo lugar se procedió a realizar el registro vehicular al auto color plomo en el que se movilizaban, de placa B3H-600. En la maletera se halló una mochila negra que contenía cinco paquetes forrados con un plástico verde. Al realizarle el examen de reactivo químico, los “ladrillos” dieron positivo y se descubrió que contenían pasta básica de cocaína.

Según información policial, los cinco ladrillos de un kilo con 800 gramos cada uno llegaron a pesar 9 kilos en total. La droga habría sido traída desde el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem). Al joven policía Kevin Pañahua se le halló su pistola de reglamento marca Taurus de 9 milímetros. Se le decomisó tres pistolas más, siete celulares y municiones.

SEPARADOS. La Inspectoría General de la PNP inició el procedimiento administrativo disciplinario sumario en contra de los policías comprometidos por infringir la ética policial, la disciplina, el servicio policial e imagen institucional. Además los suboficiales implicados fueron separados y suspendidos temporalmente del servicio, mientras duren las investigaciones. Además, serán sancionados con todo el peso de la ley.

Vergüenza. Durante el traslado a la sede de la Policía Antidrogas, en San Isidro, el presunto líder de la banda de narcotraficantes, el agente Juan Quintanilla, agachó la cabeza. “No sé nada”, dijo en breves declaraciones a la prensa.

“Los tres se van en una camioneta particular para no dañar la imagen de la Policía”, dijo un agente policial.

El comandante PNP Luis Baca indicó que los tres policías serán investigados durante 15 días en la Dirandro. “La droga hallada, los equipos celulares y su participación en la banda aún está en investigación”, sostuvo.

ojo