Una imagen tomada durante una investigación sobre un brote de viruela del mono que tuvo lugar en la República Democrática del Congo de 1996 a 1997, muestra las manos de un paciente de dicha enfermedad. (CDC/Brian WJ Mahy/Folleto vía REUTERS).
Una imagen tomada durante una investigación sobre un brote de viruela del mono que tuvo lugar en la República Democrática del Congo de 1996 a 1997, muestra las manos de un paciente de dicha enfermedad. (CDC/Brian WJ Mahy/Folleto vía REUTERS).

Ante los detectados en territorios no endémicos, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) lanzó una a países de las Américas, donde está incluido el Perú, para que estén preparados en identificar, dar seguimiento, manejar clínicamente y controlar posibles pacientes.

El documento advierte que al 20 de mayo último, 11 países reportaron pacientes con la enfermedad: Australia, Alemania, Bélgica, Canadá, Francia, Estados Unidos, España, Italia, Portugal, Suecia y Reino Unido.

“Los casos no tienen antecedente de viaje a un área endémica en África Occidental o África Central; la mayoría de los casos iniciales se han detectado en clínicas de salud sexual. La dispersión geográfica de los casos en Europa sugiere que la transmisión puede haber estado en curso durante algún tiempo, por lo que no se descarta la ocurrencia de casos adicionales en otros países”, señala el organismo.

Ante este panorama, la OPS dio una serie de consideraciones en relación con la identificación de casos, aislamiento, identificación y seguimiento de contactos, manejo clínico así como prevención y control de infecciones asociadas a la atención.

“Los casos sospechosos deberán ser notificados inmediatamente a las autoridades de salud pública correspondientes, para que se implementen acciones de salud pública oportunas. La vigilancia entre los trabajadores de la salud potencialmente expuestos a los pacientes también es primordial”, remarca.

La OPS notó que al ser una infección inusual, no se aconseja la vacunación universal.

TE PUEDE INTERESAR: