EL LÁPIZ DE ASIÁN: El puente de los lamentos

La columna del director de diario Ojo, Jaime Asián

Por: Redacción Multimedia

Qué tal.

La terrible caída de un puente en Génova, Italia, con un saldo de muertos que ya sobrepasa los 40, entre ellos el peruano Carlos Jesús Erazo Trujillo y su novia, nos recuerda que hace algunos años miles de compatriotas tuvieron que abandonar el país en busca de mejores destinos.

Y esto mismo ocurrió con la mamá de Carlos Jesús, quien luego de establecerse en la ciudad de Toscana, decidió llevárselo cuando tenía 11 años. Hoy lo llora desconsoladamente, como también lo hace aquí, en Lima, Maribel Erazo, que reza por ayuda para poder viajar y dar el último adiós al hermano que todos los años venía a visitarla.

Carlos Jesús hacía patria como chef en una pizzería bajo el aliento incansable de su progenitora.

Con esta familia se cumplía a la perfección ese párrafo de la canción de Pedrito Suárez-Vértiz, “Cuando pienses en volver”, que dice: “Trabajas hasta muy tarde y no puedes descansar; las palabras de tu madre empiezan a sonar; cuando tú te estás muriendo por un poco de amor; hijito sigue adelante, domina al corazón”.

Dicen que su sueño era poner un restaurante en su barrio, La Perla. El fatídico puente de Génova acabó con sus sueños y con su vida.

Esto fue todo por hoy, guardo el lápiz, hasta mañana.

Lo más visto
Más en sección