Las capas del suelo

Gracias a los suelos, el ser humano puede cultivar y hacer crecer sus alimentos básicos

Las capas del suelo

Por: Redacción Multimedia

El suelo es la fina capa superior de la corteza terrestre en contacto con la atmósfera y las aguas que se ha formado lentamente como consecuencia de la acción combinada de los siguientes factores: clima, material originario, paisaje, factores bióticos. 

La importancia de los suelos radica en que gracias a esta superficie, el ser humano puede cultivar y hacer crecer sus alimentos más básicos.

El suelo tiene tres capas: 

Capa superior:

Conformada principalmente por arena, arcilla, agua, aire, humus. Viven algunos animales y ahí crecen las raíces de las plantas. Los suelos con regular cantidad de humus son suelos fértiles. 

Capa intermedia:

Contiene principalmente: piedras, aire, arcilla y algo de agua. En esta zona se pueden encontrar raíces de gran tamaño. 

Capa inferior:   

Es la capa más profundo y es donde se encuentran las rocas. 

Contaminación de los suelos: 

El suelo es el sustrato más expuesto  a los plaguicidas, ya que al aplicarlo sobre el cultivo, en los días o semanas subsiguientes, gran parte de estos productos entran en contacto con él. 

Se  estima que cerca del  50% de los insecticidas aplicados al follaje llegan al suelo, y esta cifra puede ser más alta en países que, en la que el consumo de plaguicidas sea mucho mayor.  

                                                                                                                                                   

Asimismo, los residuos a causa de la lluvia contaminada o por la dispersión desde otras áreas asperjadas, se han encontrado residuos en zonas en las que nunca antes se aplicó plaguicidas y que estaban alejadas de las áreas de aplicación. 

                                  

También los suelos se contaminan por los desechos de origen animal o vegetal que contiene sustancias. 

Lo más visto
Más en sección