Lo volví un galán y me dejó

Adrián aprendió para nuestro tercer aniversario a bailar salsa y cumbia

Lo volví un galán y me dejó

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Estefania (34 años, Villa El Salvador). Doctora, me cuesta creer que después de tantos años al lado de Adrián, él no reconozca que yo influí mucho en su vida.

Le contaré que cuando lo conocí, él tenía quince kilos de sobrepeso, mal gusto para vestir, no sabía bailar, su aliento era terrible y en la cama era un desastre. Sin embargo, pese a todos esos defectos, me enamoré de Adri, de su personalidad. Es cierto que no era agraciado, pero destacaba por su inteligencia y por las ocurrencias que tenía. 

Estuve con él 5 años; tras un trabajo arduo, con mucha paciencia y sobre todo amor, pude hacer de él una mejor persona en todos los aspectos. 

Primero, lo animé a ir al gimnasio; lo inscribí, aunque al poco tiempo tiró la toalla. Luego lo introduje a la alimentación vegetariana y con el pasar de los meses fue bajando de peso; se veía mejor y se enfermaba menos. 

Después fui cambiando su manera de vestir y lo asesoraba. No había prenda que comprara sin mi visto bueno. Adrián aprendió para nuestro tercer aniversario a bailar salsa y cumbia. Asimismo, juntos fuimos mejorando en la intimidad, a tal punto que una vez lo hicimos toda la noche. Todo ello me hizo pensar, doctora, que Adrián sería el amor de mi vida. Tenía al hombre perfecto, hasta que paulatinamente se fue alejando de mí. A tres semanas de cumplir nuestro quinto aniversario, me dijo que quería dar por terminada la relación. Me confesó que ya no me amaba y quería dedicarse más tiempo, pero no pasó mucho tiempo para que saliera con otra chica. Aún me duele la ruptura. Quiero salir a buscarlo, porque lo extraño. ¿Qué hago?

OJO CONSEJO:

Querida, más que una pareja, fuiste como una madre para él. Aprende a no cambiar a las personas, sino a aceptarlas como son. Ya no lo busques. Suerte.

LEE TAMBIÉN: Creo que los feos no son infieles

HAY MÁS...

Lo más visto
Más en sección