Apoya lo dicho por Belmont

Apoya lo dicho por Belmont

Apoya lo dicho por Belmont

29 de Agosto del 2018 - 07:49

La semana pasada, mientras caminábamos por el “Parque del Amor”, en Miraflores, se acercó a nosotros un muchacho venezolano

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Pamela (35 años, Villa El Salvador). Doctora, me siento decepcionada por el amor de mi vida y eso me tiene muy mal. Yo creí que era un hombre inteligente, con criterio y de buen corazón, capaz de evaluar los conflictos sin dejarse llevar por lo que diga la mayoría; pero me equivoqué.

La semana pasada, mientras caminábamos por el “Parque del Amor”, en Miraflores, se acercó a nosotros un muchacho venezolano que gentilmente nos ofreció chocotejas de pecanas y maní. Yo le compré un par de los dulces; sin embargo, Carlos, mi enamorado, se puso como un loco: le comenzó a increpar por qué había venido a nuestro país a quitarnos el trabajo, que si creía que con su sonrisa y buena educación ya podía quedarse en Perú estaba equivocado, que vaya a dar la cara a su presidente y que luche por la libertad de su país; incluso lo acusó de delincuente y me dijo que apoya lo dicho por Belmont. Yo me quedé desconcertada. En ese momento, se me caía la cara de vergüenza. 

El joven felizmente se fue moviendo la cabeza sin decirle nada y demostrando que es más educado que él. Lo que me indigna es que sea un prepotente; cuando no está de acuerdo con algo solo sabe gritar e insultar. Ya no recuerda que su familia tuvo que venir del Cusco porque no encontraban oportunidades para salir adelante. Siempre es lo mismo con Carlos: ataca a todo que no sea como él. Me apena que a estas alturas de la relación me haya dado cuenta de eso, aunque no puedo vivir cegada. Yo lo amo y sé que tiene un lado más amable que ese, pero su conducta me va a enloquecer. ¿Qué hago, doctora?

OJO CONSEJO:

Querida Pamela, eres una buena mujer. Carlos está cegado por su odio. Te aconsejo que tengas una larga conversación con él y le digas qué es lo que no te gusta. Suerte.

LEE TAMBIÉN: Quiere dejar de ser gordito

HAY MÁS...

ojo