Sale con mi hermana por despecho

Sale con mi hermana por despecho

Sale con mi hermana por despecho

22 de Noviembre del 2017 - 08:25

El problema es que ahora él está tratando de conquistar a mi hermana y yo creo que es por despecho, porque ni sé cómo se conocieron

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Rosario (23 años, Bellavista). Hola, doctora, le escribo porque desde que un compañero de la universidad se me declaró, ya nada es lo mismo. El chico era mi amigo, teníamos el mismo círculo de compañeros y por ello siempre nos veíamos. Una tarde, luego de compartir unas cervezas, él me acompañó al paradero como era costumbre. Conversábamos acerca de las películas que se habían estrenado ese mes, cuando de repente me detiene bruscamente con la excusa de que debe contarme algo muy importante. En un primer momento pensé que había rateros cerca de la zona, pero me equivoqué.

Mientras lo miraba sorprendida, en su rostro se dibujaba una sonrisa y pronunció lo siguiente: “No puedo regresar sin antes confesarme y expresarte un sentimiento que he llevado guardado hace tiempo. Rosario, tú me encantas. Me pareces una mujer realmente hermosa por dentro y por fuera”.

Yo no me lo esperaba, jamás se me cruzó por la mente que le gustaba. Nunca habíamos hablado a profundidad para conocernos ni siquiera sabía sus apellidos. Sentí que se me acercaba, así que puse mi mano sobre su pecho y le dije: “¡Oye, me asustaste!”. No sé por qué, pero en ese momento reaccioné de forma muy racional. Le di consejos de cómo declararse y, cuando él iba a responderme, llegó mi carro y pude escaparme.

En verdad, no quería ser cruel, pero sucedió. El problema es que ahora él está tratando de conquistar a mi hermana y yo creo que es por despecho, porque ni sé cómo se conocieron. Y cuando los veo, tengo miedo, no sé cuáles son sus intenciones. ¿Qué hago, doctora?

OJO CONSEJO:

Querida, debes contarle a tu hermana lo que sucedió con ese chico. Así todo será más sencillo para ambas. De lo contrario, surgirán muchos malentendidos.

LEE TAMBIÉN: Piensa que soy su mamá

HAY MÁS...

ojo