Cree que escribo sobre él

Cree que escribo sobre él

Cree que escribo sobre él

14 de Agosto del 2018 - 07:21

No dudó en interceptarme durante la jornada laboral, cuando elaboraba mi informe final, para decirme que “lo suelte, que deje de escribir sobre él”.

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Gisela (33 años, Rímac). Doctora, le cuento que mi sueño es ser escritora. En mis ratos libres escribo poemas y cuentos que publico en un blog personal. La mayor parte de mi tiempo soy relacionista pública y estoy de un lado a otro viendo a mis clientes, llamando a mis contactos en prensa y demás responsabilidades que tengo. Amo mi trabajo, pero desde hace unas semanas he tenido que soportar las indirectas de un tipo que cree que escribo sobre él en mi blog.

Edmundo es mi compañero en la empresa. Él entró el año pasado a trabajar y desde el primer momento se mostró como un tipo muy desenvuelto y alegre que no dudó en hablarme. Me cayó bien, en ese entonces, a tal punto que empezamos a salir, pero no funcionó porque él no quería nada serio y a mí no me gusta perder el tiempo. Durante nuestras salidas, le conté de mi blog, de mi sueño de ser escritora. Ha leído las cosas que he publicado, incluso me ha hecho críticas, sugerencias que agradecí en su momento, pero el otro día me hizo un comentario que me sorprendió. No dudó en interceptarme durante la jornada laboral, cuando elaboraba mi informe final, para decirme que “lo suelte, que deje de escribir sobre él”. En un principio no entendí a qué se refería hasta que mencionó mi blog. Resulta que ha leído algunos cuentos que hice y se ha identificado con los personajes de carácter débil, de los cuales me burlo, pero no lo hice pensando en él. Me reí de su egocentrismo y no le di importancia. Es un pobre tarado. Doctora, si esta situación se repite, ¿debería hablar con mis superiores o lo sigo ignorando?

OJO CONSEJO:

Querida, déjale en claro que no hablas de él y que tienes la libertad de escribir lo que quieras sin ofender a otros. Si sigue molestándote, habla con tus jefes. Eso es acoso.

LEE MÁS: Tengo un novio imaginario

HAY MÁS...

ojo